in

¡EFICIENCIA SOCIALISTA! La agridulce «alegría» de tener una vivienda digna en Cuba

Después de más de veinte años esperando en un albergue que la dictadura castrista le asignara una vivienda, Teresa Hermán, de 74 años, se llevó «una gran decepción» cuando se trasladó a su nuevo hogar: «Estaba sin acabar, el piso (suelo) sin tirar, la cocina y el baño sin azulejos».

Teresa, su hija, nieta y bisnieta son una de las 1.100 familias que han obtenido una vivienda desde que se puso en marcha en 2013 un programa para la construcción de 13 asentamientos en La Habana para personas sin recursos que necesitan un hogar en la capital y que son más de 132.600 según datos oficiales.

Recordemos aquel discurso del 16 de febrero del año 1959 en el cual el farsante y dictador Fidel Castro dijo:

«Respecto a la vivienda, considero que es uno de los problemas a resolver y, además, uno de los peores campos de explotación que han existido en el país.

En primer lugar, el campesino no tiene viviendas.  No se puede llamar vivienda el bohío de tierra, de techo de guano, lugar inhóspito para el ser humano, donde viven allí como seres inferiores, se enferman; no hay plan de higienización que pueda progresar, no hay plan económico que pueda progresar en aquellas viviendas de los campesinos donde residen de 300 000 a 400 000 familias.

El Estado tiene que resolver el problema de la vivienda de los campesinos; pero tiene, sobre todo, también la tarea de resolver el problema de la vivienda del que vive en la ciudad, del que no es campesino.” (DISCURSO PRONUNCIADO POR DICTADOR FIDEL CASTRO RUZ, EN EL COLEGIO DE ARQUITECTOS, EL 16 DE FEBRERO DE 1959.)

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESCÁNDALO! Fiscalía brasileña acusa a Venezuela de “reclutar” niños para adoctrinamiento chavista

Cuba: seleccionado el Royalton Cayo Santa María mejor resort Todo Incluido a nivel mundial