in

Los enemigos de la Revolución

Loading...

Elio Delgado Legón

Libre-accesoHAVANA TIMES — Algunos abiertamente desde posiciones contrarrevolucionarias, otros disfrazados de izquierdistas que supuestamente intentan salvar la Revolución, lo critican todo.

Critican el sistema de Salud, que es ejemplo para el mundo, reconocido así por las más altas autoridades de la salud de la ONU; las masivas manifestaciones del Primero de Mayo en Cuba, que son la admiración de todos los extranjeros que las presencian y participan en ellas, porque los trabajadores no desfilan con pancartas pidiendo reivindicaciones sociales ni salariales, como ocurre en casi todo el mundo.

Loading...

Sencillamente, los trabajadores cubanos que aún tienen bajos salarios, que cada vez son menos, plantean sus quejas y sus necesidades en los lugares adecuados, porque saben que sus opiniones son escuchadas y que según el país recupere su economía, los salarios y las pensiones irán aumentando, porque el Gobierno tiene tanto interés como los propios trabajadores, de que el salario cumpla su función de satisfacer las necesidades de los obreros y sus familias.

Se refieren a los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución de forma despectiva, cuando esos 313 lineamientos fueron analizados y discutidos por toda la población, la que hizo miles de sugerencias que fueron recogidas, antes de ser aprobados en el VI Congreso del Partido, que les guste o no a nuestros enemigos, fue un congreso que representó a todo el pueblo trabajador, claro, con la excepción de ese pequeño grupo que no está de acuerdo con nada y solo apoya las medidas que les dictan desde el norte.

Loading...

Sin embargo, los Lineamientos han sido elogiados más de una vez por personalidades amigas de Cuba que nos visitan, como un plan muy completo para llevar adelante la economía del país, a pesar de la crisis económica internacional que afecta a todos los países y del bloqueo económico, comercial y financiero que lleva más de 50 años haciéndonos daño, y al cual los enemigos nunca se refieren.

Calle Reina en Centro Habana.  Foto: Juan Suárez

Calle Reina en Centro Habana. Foto: Juan Suárez

Para estar en desacuerdo con la Revolución, apoyan posiciones anarquistas. Sí, posiciones anarquistas en pleno siglo XXI. Posiciones que propugnan la desaparición del Estado y de todo poder y la libre asociación de los individuos, es decir, la anarquía.

Otro tema de crítica de esos individuos es nuestro sistema electoral, al que califican de antidemocrático. Proponen, nada más y nada menos que hacer una nueva constitución a la medida de sus deseos.

Sin embargo, olvidan que la Constitución que rige la vida del país fue también analizada y discutida con toda la población, como sucede con todos los documentos y leyes importantes, y se recogieron miles de propuestas que fueron incorporadas, para luego ser sometida a una votación directa y secreta de todos los electores, lo que constituyó un verdadero plebiscito de apoyo a la Revolución, pues la Constitución fue aprobada por más del 97 por ciento de los electores y no hay ninguna razón para echarla a un lado.

También quieren cambiar la Ley Electoral para volver al multipartidismo, como si eso fuera garantía de democracia. La existencia de varios partidos y la politiquería son bien conocidos por nuestro pueblo, por lo menos los que sufrimos aquella etapa de nuestra historia. Eso lo que garantiza es el arribismo de los que quieren medrar con los bienes del Estado y del pueblo y no les interesa el bienestar de la sociedad. Equivaldría volver al pasado, que es lo que quiere la ultraderecha del norte y todos los enemigos de la Revolución. Por eso lo critican todo, para confundir a los más jóvenes con sus cantos de sirena.

Written by Havana Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los resultados de la salud no sorprenden a las madres cubanas

Proyecto Basal presenta novedades en convención de Medio Ambiente en La Habana