in

Un mundo sin estrés es posible

Verónica Vega

Coexistencia.  Illustración por Yasser Castellanos

Coexistencia. Illustración por Yasser Castellanos

HAVANA TIMES — El 21 de junio se celebró por primera vez en el mundo el Día Internacional del Yoga. Un sistema de pensamiento milenario que a través de su escuela más aceptada y difundida en occidente: el Hatha Yoga, ha demostrado la efectividad de los ejercicios que trabajan directamente en la estructura invisible e intangible del cuerpo humano.

Cuando están desarmonizados los nadis o vórtices de energía, los cuales no pueden registrarse con estetoscopios o escáneres, este desajuste se manifiesta en enfermedades. Que la medicina occidental haya seguido justo el camino opuesto en su indagación y soluciones, por suerte no ha sido óbice para que estas técnicas se hayan expandido y arraigado, pese a la abismal diferencia de culturas.

También Cuba se unió a esta extraordinaria primicia mundial, a través de spots televisivos y con una jornada de dos días en el club social Abreu Fontan, en el municipio Playa.

Al evento asistió el embajador de la India, quien luego de un sencillo discurso unió la palabra a la práctica, participando como discípulo en una clase de Hatha.

Eduardo Pimentel presidente de la Asociación cubana del Yoga

Eduardo Pimentel presidente de la Asociación cubana del Yoga

Se proyectó la emotiva intervención del Primer Ministro de la India, quien agradeció a la comunidad internacional por hacerse eco del valor del Yoga, sus posibilidades objetivas para la salud física y el sosiego mental, necesidad innegable en un mundo convulsionado por el estrés.

Eduardo Pimentel, presidente de la Asociación Cubana de Yoga, habló sobre el origen de esta práctica en Cuba y aunque, por supuesto, no se mencionaron los prejuicios que todavía perduran , mucho menos, el hostigamiento a los que hace varias décadas sentaron las bases de estas filosofías, este mínimo reconocimiento oficial es, sin duda, un gran paso de avance.

Como dijo el Primer Ministro, el Yoga no es patrimonio de la India, sino de la humanidad. La espiritualidad es la naturaleza ínsita del hombre, sea consciente de ella o no, y la aspiración a un mundo de armonía y bondad palpita incluso bajo el torbellino del materialismo, la competencia y el frenesí del consumo y la tecnología.

La única carencia reprochable del evento en Cuba fue destacar que existen numerosas y diferentes escuelas derivadas de las clásicas y un espacio de confluencia con la representación de las que ya se han asentado en nuestro país, como la Kriya Yoga, fundada antes de 1959 por Paramahamsa Yogananda y proyectos posteriores como Iskcon, Siddha Yoga, Ananda Marga, Maha Rishi Mahesh, Ascensión Ishay, Vrinda o Surat Shabd Yoga…

Jornada internacional del yoga en Cuba

Jornada internacional del yoga en Cuba

A pesar de que la filosofía oriental continúa absurdamente excluida del programa de licenciatura en filosofía en las universidades de occidente, ahora, gracias a la pasada Feria del Libro dedicada a la India, es todavía accesible en las librerías cubanas parte del antiquísimo legado filosófico oriental como el “Bhagavad Gita” o el “Ramayana”.

También es justo destacar el volumen “India en el camino de los dioses”, de María del Carmen Solana Valdés, un estudio serio y minucioso que implica una primera aproximación a una tierra de innegable misticismo.

Con la reciente celebración del Día Internacional del Yoga, Cuba acepta y valida la búsqueda de la paz individual, cuya suma mundial equivale a la ausencia del estrés, a la ausencia de confrontaciones, a la ausencia de guerras. La alternativa, viable para todos y en cualquier circunstancia, la resume una antigua máxima yoga: “Cambiar yo para que cambie el mundo”.

Written by Havana Times

One Comment

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Rescatan a doce balseros cubanos frente a costas de Yucatán

Increíble como Aruba le saca punta a error cometido por sus competidores (Video)