in

¿El bloqueo es musical?

Loading...

musica-cubana--eeuuTomado de El Siglo de Torreón

Sólo son unos 150 kilómetros de distancia, pero en la historia entre Cuba y Estados Unidos el distanciamiento es mayor a causa del bloqueo que comenzó en 1960. Sin embargo, a raíz del anuncio, este año, de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países, se ve un futuro alentador, sobre todo para los cubanos que buscan en mercados más grandes la oportunidad de mostrar su cultura.

“No hay duda de que, al ser Estados Unidos el gran mercado musical, en la medida que se vaya mejorando este ambiente serán muchos países, incluyendo México, los que empezarán a tener otras relaciones con Cuba, porque así funciona”, dice Fidel Antonio Orta, consejero cultural en la Embajada de Cuba en México.

Loading...

De acuerdo con la información del consulado, Cuba pierde al año unos 20 millones de dólares por las afectaciones del bloqueo a la cultura.

Algunos factores de estas pérdidas son la dificultad para conseguir la visa, los trámites de derechos de autor o algo tan simple como cobrar en dólares por su trabajo. “Existe la libertad de salir de Cuba, pero las presentaciones en vivo de los cubanos tienen que hacerse casi de carácter personal”, agrega Orta.

Loading...

Explica los obstáculos a los que se enfrentan: “Es muy difícil el pago porque ese proceso de negociaciones pasa por bancos y dólares pero eso lo tienen bloqueado en Estados Unidos.

“Los cubanos no pueden cobrar directamente en dólares y están prohibidas las transferencias bancarias”, dice Orta, quien también es escritor.

Por fortuna, eso ha comenzado a cambiar con la reanudación de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos. Anteriormente, un artista debía pasar un proceso más engorroso para poder cobrar, debido a las restricciones de embargo, pero hace poco se anunció un acuerdo entre dos entidades bancarias (una en Cuba y otra en Estados Unidos) que comenzarán a flexibilizar este pago eliminando, por ejemplo, los límites a las remesas de 2 mil dólares por trimestre.

La oposición. Las opiniones entre los artistas cubanos son contrastantes. Para el cantautor Amaury Gutiérrez (quien vive en Miami) mientras el poder siga a cargo de la familia Castro no habrá un verdadero cambio y no podrá generar los millones de dólares que podrían fácilmente ingresar a la Isla.

En su opinión el beneficio se dará para artistas obedientes al régimen. “Yo no estoy en esa lista sino en la lista negra, yo tengo que pedir permiso para entrar a mi país. El pueblo cubano demanda libertad, calidad de vida y grandes shows que ojalá puedan llegar: Madonna, Justin Bieber.

“Pero con estos señores no creo que eso vaya a pasar. Las instituciones culturales del gobierno deben integrarse a un sistema capitalista, deben negociar con disqueras trasnacionales; cuando Cuba se abra, todo se va a resolver”, afirma.

Lena Burke, quien también vive en Estados Unidos, es más optimista y espera que esto lleve a una máxima libertad. “Llevamos cinco décadas algo estáticos y creo que sí hace falta un cambio porque eso puede traer más apertura, comunicación, libertades y más democracia. Quiero la libertad en Cuba, llevo muchos años fuera.”, dice la nieta de la legenderia Elena Burke.

La apertura también repercutirá en México. En principio, facilitará que los artistas cubanos vayan a tocar a su país y, junto con ellos, los mexicanos.

Francisco Céspedes, quien ha vivido muchos años en México y hasta se naturalizó como ciudadano mexicano, ya lo vivió. Aunque desde 1999 no le permitían presentarse en Cuba -asegura que tiene documentado el veto del gobierno en su contra- regresó a cantar después de 24 años y en medio de críticas. “El 17 de diciembre del año pasado me dijeron que hacía 18 meses que estaban conversando.

“Es política, estamos ahora aceptando a alguien que me enseñaron a mi de niño que era un enemigo (EU) y ahora somos amigos. Lo que me importa es que el cubano esté mejor porque yo amo profundamente a mi tierra”.

La farándula de EU ya invadió Cuba

Hace años nadie podría imaginar que así como están llegando los yates a Cuba, el conductor Conan O’Brien llevara la transmisión de los 75 minutos de su Late night show a La Habana, este año se hizo realidad después de que en 1959 The Tonight Show entrevistara a Fidel Castro.

Así como Audioslave se presentó en la Isla en 2005, son ahora Christopher Josep Ward (bajista de Los Ramones) The Dead Daisies, el rapero Quest Love, el coro The Gay Men’s Chorus of Washington o la Orquesta de Minessota los que llevan su música a los cubanos.

Las restricciones, al menos hasta hace un tiempo, eran varias, ya que no estaba permitido a empresas estadounidenses suscribir convenios de colaboración con las cubanas y eso hacía inexistentes los mecanismos para un intercambio o circulación de productos como discos, películas o incluso libros.

Aunque de forma lenta eso ha cambiado, ya que son diversas producciones de Estados Unidos las que ya han puesto sus miradas en la Isla.

Por ello que se celebró el reciente anuncio por parte de Sony Music, quienes firmaron contrato exclusivo de distribución de un catálogo del Egrem (Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales), con sede en La Habana y 95 % del mercado, para llevar más de 20 mil grabaciones de artistas como Los Van Van, Omara Portuondo o Bola de Nieve fuera de Cuba.

“Estamos encantados de hacer asociación con la EGREM para compartir por primera vez uno de los mayores y más aclamados catálogos de música cubana con los fans alrededor del mundo. Este acuerdo ayudará a expandir el conocimiento y aprecio internacional de la cultura cubana, el rico patrimonio musical cubano y sus maravillosos artistas”, escribió en un comunicado el director ejecutivo de Sony Music Entertainment, Doug Morris.

Pareciera que quienes también reaccionaron rápido son las productoras estadounidenses, ya que, por ejemplo, el canal Discovery Max trasladó el poder de los motores en un programa titulado Cuba Car Club, recién estrenado y el primero grabado íntegramente en Cuba.

Siguiendo el ejemplo, el jazzista estadounidense Wynton Marsalis lanzará un DVD de sus shows de 2010 y Netflix ya piensa en ese mercado aunque el acceso a Internet es aparte.

Beyoncé, Rihanna y Usher no dudaron en ir de vacaciones, Keith Richards (de Los Rolling Stones) confirmó que la agrupación está en pláticas para un concierto en un estadio de beisbol con capacidad para 55 mil personas, mientras que los Red Hot Chilli Peppers ya declararon que quieren tocar ahí e incluso Pitbull, con padres de descendencia cubana, también admitió que es una gran oportunidad para él.

“Si Cuba se ha creado su mundo con festivales de cine, teatro y música propios es porque no nos dejan entrar al otro mundo. Tal vez en el futuro empiece a flexibilizarse y espero que sea un proceso por etapas: conversaciones, flexibilización, medidas que materialicen y así hasta llegar a un momento clímax que será cuando podamos hacer conciertos en conjunto sin que haya ningún problema. Sueño con eso aunque serán cambios lentos y no de un día a otro”, indicó Orta, quien generaliza a la política estadounidense hostil como el punto de partida del problema.

Written by ravsberg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

China entrega 587 tractores a la estatal cubana TECNOIMPORT

Gobierno ratifica convenio de la OIT para la eliminación de trabajo infantil