in ,

Muere arubeño en manos de la brutalidad policial en Holanda

Foto/Arhivo
Loading...
Foto/Arhivo
Foto/Arhivo

La brutalidad policial fue la causa de la muerte del ciudadano arubeño de 42 años Mitch Henriquez, que falleció en junio en La Haya (Holanda) cuando estaba bajo custodia de las fuerzas de seguridad, publicó hoy el portal RTL Niews que tuvo acceso a un informe sobre el caso.

La investigación concluye que Henriquez murió tras perder oxígeno a causa de una estrangulación en la garganta, provocada por una fuerza de compresión mecánica externa, y que los golpes que recibió en la nariz contribuyeron a su fallecimiento.

Según el medio neerlandés, un patólogo perteneciente al equipo de investigación de este caso afirma que “no hay otra explicación posible” para su muerte.

Loading...

Mitch Henriquez, que se encontraba de vacaciones en Holanda, murió el pasado 28 de junio en un hospital después de haber sido golpeado y esposado por la policía durante un concierto al aire libre de UB40, que había tenido lugar un día antes en un parque de La Haya.

Henriquez, que estaba con unos amigos cuando ocurrieron los hechos, comenzó supuestamente a gritar durante el concierto que estaba armado, lo que provocó que cuatro agentes se abalanzaran sobre él, según testigos, y fuera arrojado al suelo y esposado, aparentemente inconsciente.

Loading...

De acuerdo con el informe, Henriquez se encontraba bajo los efectos del alcohol cuando aseguró que estaba armado.

Su abogado, Gerald Roetthof, aseguró que se trató de “una broma de mal gusto que condujo a su muerte”, según RTL Niews.

En un primer momento la fiscalía concluyó que Henriquez comenzó a sentirse mal mientras estaba en la parte trasera del vehículo, una versión que fue corregida después de que se publicaran en internet vídeos con las imágenes del suceso.

Ahora, cinco agentes se enfrentan a cargos por la muerte del arubeño, según el portal de noticias DutchNews.

La muerte de Mitch Henriquez derivó en varios altercados en La Haya durante los días posteriores, donde centenares de jóvenes se reunieron en el barrio de Schilderswijk y lanzaron botellas y petardos a la Policía, que llegó a detener a más de 200 personas en una sola noche.

Written by Maria Gabriela Abreu

Estudiante de comunicación social, mención organizacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bromas ¡De terror!

Demandan a Kris Jenner por un supuesto robo de ideas para el juego de Kim Kardashian