in

Feria del Libro de Miami, una casa para los libros y la gente

Loading...

feria del libro.jpg27D59BB94-1DA4-4875-A872-297F6653DF6B_mw640_mh331_4sferia del libro3feria del libro.jpg5feria del libro.jpg1 Se ha apagado la Feria del Libro de Miami 2015 y algo que podemos contar hoy es que fue diversa. El programa trajo a escritores cubanos, de la isla y sus –varios- exilios, latinos y de otras geografías. Se perfila así como el enclave multicultural conque la ciudad se presenta a sus visitantes.

El jueves 17 de noviembre la joven editorialHypermedia, radicada en España y dirigida porLadislao Aguado presentó la antología de novelas cortas “La zona y la mezcla”, una selección a cargo del escritor Jorge Enrique Lage, presente en la charla llevada a cabo esa noche.

Lage aseguró –a una pregunta de Martí Noticias- que la selección se imbrica en una tradición hispanoamericana de textos condensados por la síntesis de los grandes maestros (Onetti, Rulfo, Fuentes), y estos nueve autores incluidos en la antología son una continuidad, más que una tendencia contemporánea.

Loading...

En la muestra están incluidos Atilio Caballero, Daniel Díaz Mantilla, Carlos Esquivel y Raúl Flores Iriarte, entre otros.

Como quien defiendes con uñas y dientes su postura, cuatro narradores se reunieron en torno a la mesa ‘El cuento vivito y coleando’, que el sábado 18 se prestó para el debate con los cubanos Luis De la Paz, José M. Fernández Pequeño, Many López y Ubaldo Medina.

Loading...

Ante la primacía de la novela, el cuento puede haber sido relegado, pero cuenta con el favor de los lectores y una defensa a ultranza por parte de quienes lo cultivan.

¿Por qué el cuento “vivito y coleando”? es la pregunta a Fernández pequeño, autor del libro de relatos “El arma secreta”. Pequeño ha ejercido también la docencia y la promoción cultural, entre Cuba, República Dominicana y ahora Estados Unidos.

“Hay mucha controversia en torno a la supervivencia del cuento como género. A eso ha contribuido la enorme diversidad del tratamiento del cuento, que va desde microficciones de apenas cuatro o cinco palabras hasta relatos que pueden tener cuarenta o cincuenta cuartilla”, señaló Pequeño.

Por su parte la poesía sigue siendo un género cada vez más enigmático, y aunque sea la más golpeada por la revolución editorial, las casas editoras siguen apostando fuerte, sin miramientos con el corsé de hierro que impone el mercado.

Hipermedia trajo el poemario “Contraseñas para la última estación”, del también periodista cubano y ex prisionero político Raúl Rivero. Como Rivero no pudo atravesar el Atlántico, su amigo el actorOrlando Casín leyó en su ausencia. Fue una tarde postulados: la poesía, bien escrita y bien dicha es una apuesta segura para seguir atrapando a la gente en pleno siglo XXI.

El periodista Andrés Reynaldo, que cada semana expone su palabra encendida en una columna de El Nuevo Herald, mostró el fuego de sus versos en “El problema de Ulises”, (Ed., Hypermedia, 2015).

En palabras del editor, Ladislao Aguado, “Reynaldo hace un viaje en doble sentido, desde la poesía y hacia la vida para encontrar sus esencias. Es la respuesta poética al libro de Ezra Pound sobre el nacimiento de la cultura norteamericana y al libro de Gustavo Pérez Firmat sobre el nacimiento de la cultura cubana”.

En un salón del edificio 1 del Miami Dade College los lectores se arremolinaban para hacerse de un asiento para escuchar leer y conversar aLeonardo Padura, novelista cubano acreedor del Premio Pincesa de Asturias 2015. En el otro extremo, en el edificio 3, Juan Manuel Cao ofrecía las claves de su prosa en “El impertinente”, (Planeta/México, 2015), como una especie de ‘esquina azul, esquina roja’ del boxeo.

Cao es un novelista -menos conocido como narrador que por la manera en que inquiere a sus invitados en los programas televisivos por los que ha pasado- que relató cómo luego de enterarse en años distintos de haber sido llamado “impertinente” por el hombre de negocios Jorge Más Canosa y el dictador Fidel Castro, aceptó el reto de parecer impertinente, pero ir tras lo que cree justo.

El también autor de la novela “Te juro que soy culpable” fue presentado por el novelista cubano Armando de Armas, quienes explicaron sus visiones sobre un periodismo que lleva mucho de exposición personal y mucho del favor del público que espera ver limpio el camino hacia la verdad.

Mujeres: latinas y resueltas

En uno de los stands había un jolgorio y una energía que invitaba los paseantes a quedarse y mirar la muestra de libros editados por medio de la auto publicación y de editoriales tradicionales. Es precisamente el de la Asociación Internacional de Poetas y Escritores Hispanos (AIPEH-Miami).

Conversamos con la directora de la AIPEH, la escritora colombiana Pilar Vélez, también autora de la novela “El expreso del sol”. El próximo año, en el mes de septiembre, celebrarán el XII Encuentro Internacional de Escritoras, y Vélez explicó el impacto de la literatura hispana en los últimos años.

“Nosotros los escritores hemos instituido una celebración a nivel mundial y salió de aquí de Miami. Se llama la Celebración del Mes del Libro Hispano, salió de aquí de Miami para conquistar el mundo, hoy por hoy se están celebrando setenta eventos literarios en diferentes ciudades del mundo”, indicó Vélez.

El fenómeno de la autoayuda como método para alcanzar la realización personal ha encontrado en el mercado del libro un filón de oro. La colombiana Patricia Gaviria vino por cuarta vez a la feria de Miami, esta vez a presentar y vender a viva voz “Vencer a la depresión”, un texto que parte de su propia experiencia.

“Soy de crecimiento personal. Pienso que cada persona es un libro, una historia. Hoy está siendo más fácil publicar un libro y contar cada uno su experiencia. Las escritoras muchas veces no tienen la manera de llegar a las editoriales grandes y esta democracia de la comunicación es un puente importante”, señala Gaviria mientras la gente se acerca en la mañana lluviosa del sábado 21 a preguntarle por su “manual”.

Un anuncio que pocos dejan pasar sin detenerse es el que informa sobre el libro ¿”Qué carajo quieren ellas?”, que su autora Patricia Jaramillo anuncia como el ‘Código de la mujer’. Sobre este sugerente título Jaramillo expuso su criterio.

“Yo quise escribir esto dedicado a los hombres, pero también a las mujeres. A ellos para que entiendan el ‘código’, para que vean que no es tan difícil entendernos, escucharnos, tener un poquitico de paciencia y –sonríe-, mucho de cariño”, argumenta Jaramillo.

Su libro arreglaría el mundo un poco si en verdad fuera un manual, pero ella es más precisa: “no sé si tanto el mundo, pero sí pondría un granito de arena en la relación entre hombres y mujeres, definitivamente”, concluye.7D59BB94-1DA4-4875-A872-297F6653DF6B_mw640_mh331_4s feria del libro.jpg6

Written by @martinoticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Macri y el fin del populismo en Argentina

campaña electoral termina hoy rumbo al 6d

Armando Martini Pietri: Cuando el miedo es conveniencia, se convierte en traición