in

Mendigos con trastornos psiquiátricos condenados a morir

Loading...

En el Hospital Psiquiátrico del Cotorro, Dr. Roberto Sorhegui, los Mendigos con trastornos psiquiátricos no pueden ser tratados ya que no tiene capacidad para nuevos ingresos, y sus médicos aseguran que es una situación extendida a otros centros.

“Aquí ningún paciente es permanente”, enfatizó un médico. “Trabajamos con la idea de que la hospitalización es un descanso. Ellos están aquí cuando tienen crisis, pero cuando se estabilizan se les da de alta”.

El centro cuenta con 200 camas, las cuales se mantienen ocupadas debido al alto flujo de pacientes. Personal exige que sea ampliado el espacio para poder otorgar mayor asistencia a los Mendigos o a cualquier persona que se le requiera aplicar un tratamiento psiquiátrico.

Loading...

“El paciente tiene que ser remitido por el médico de la familia al psiquiatra de su área de salud. Entonces éste lo evalúa junto con el trabajador social y determinan si necesita ingreso”. Informo un psiquiatra del hospital. Es decir el caso debe pasar primero por instancias municipales y de allí se determina si se requiere o no el ingreso, este proceso resulta ser engorroso.

“Bienestar social es quien toma la decisión”, aclara el psiquiatra, “nosotros aquí no tenemos potestad para ingresar a nadie”.

Loading...

Por esos motivos es que tampoco tienen consulta externa. Los pacientes llegan allí ya diagnosticados por otros psiquiatras.

Este mecanismo de admisión perjudica a los Mendigas o mejor conocidos por la prensa castrista como “deambulantes”. Al no tener residencias permanentes, no tienen historias clínicas en ninguna posta médica.

El carácter transitorio de los hospitales psiquiátricos afecta también a los que ingresan a través del sistema y sus familias no los admiten de regreso.

Marisol Hernández, familiar de un paciente ingresado, se muestra indignada por los reportajes que han venido saliendo en la prensa. “Siento que no hay ninguna voluntad de ayudar a los enfermos ni de acabar con la mendicidad en Cuba. Lo que quieren es limpiar las calles de lo que a ellos les parece feo”, comenta.

Fuente: Diario de Cuba

 

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Parlamento Europeo enviará misión electoral a Venezuela

Putin afirma que ataque turco contraviene derecho internacional