in ,

Estas son las mejores películas del 2015 (+ Trailers)

La pelicula de Ridley se estrena justo cuando la Nasa anuncia que hay agua en el Planeta Rojo
Loading...

1. “Spotlight”

El cine legal se encuentra con el periodismo legal en este magníficamente elaborado drama coral exquisitamente actuado, sobre la investigación del Boston Globe, en el 2001, de abusos sexuales en la Iglesia Católica. Dirigida con seguridad subestimada por Tom McCarthy y con impresionantes actuaciones de Liev Schreiber, Mark Ruffalo, Michael Keaton, Brian d’Arcy James y Rachel McAdams, “Spotlight” no es sólo un tiro en el clavo del procedimiento periodístico, si no que también es sorprendentemente, profundamente catártico.

Loading...

Spotlight“, protagonizada por Michael Keaton, Liev Schreiber, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, John Slattery y Brian d’Arcy James, cuenta la historia real del equipo de investigación Spotlight del Boston Globe que descubrió el encubrimiento de la Arquidiócesis de Boston de los abusos sexuales dentro de la Católica Iglesia. (Open Road Films)

2. “Love & Mercy”

Loading...

Las películas que se estrenan antes del otoño son propensas a ser pasadas por alto por el público, pero esta película – sobre el fundador de los Beach Boys (Chicos de la playa), Brian Wilson – merece ser recordada. El retrato experimental cuenta con un giro impresionante de Paul Dano, como el joven Wilson, cuando él estaba creando las obras maestras sónicas “Pet Sounds” y “Smile”; John Cusack lo interpreta en años posteriores, mientras que él lucha con la enfermedad mental y conoce a la mujer que se convierte en su esposa, interpretada en una atenta, feroz y enfocada actuación por Elizabeth Banks. Una de las mejores representaciones de la conciencia de un artista jamás cometido al cine.

Esta película biográfica se centra en el músico y compositor Brian Wilson, cofundador de los Beach Boys (Chicos de la playa). La versión del 1960 de Wilson es interpretado por Paul Dano, cuando él estaba en la cúspide del éxito, pero sufre de ataques de pánico. Más tarde, en la década de 1980, un Wilson de mediana edad (John Cusack) se demuestra que es un hombre confundido y roto, cuya vida sólo se vuelve más complicada cuando se enamora de la vendedora de Cadillacs Melinda Ledbetter (Elizabeth Banks). (Roadside Attractions)

3. “Brooklyn

Anticuada, enternecedora y hermosa a la vista, esta adaptación de la novela de Colm Toibin logra profunda emoción sin una onza de la manipulación, con una dulzura sin sentimentalismo. Saoirse Ronan ofrece una representación luminosa de una mujer irlandesa joven que emigra desde Irlanda a Nueva York en la década de 1950; su viaje, a la vez sencillo y vertiginosamente confuso, está lleno de posibilidades, el desamor y la añoranza lamentable.

Joven inmigrante irlandesa, Eilis Lacey (Saoirse Ronan) navega su camino a través de los años 1950 de Brooklyn. Su nostalgia se desvanece rápidamente cuando se enamora de un joven italiano. (Fox Searchlight)

4. “Carol”

Al igual que “Brooklyn“, este retrato de una niña dependiente de una tienda en 1950, Nueva York, está impregnada de los valores de la producción y la gramática visual de un delicioso melodrama de la época. Pero en manos de Todd Haynes, brillos superficiales y gran estilo, sirven de un lenguaje que les es propio, en este caso para expresar deseos que los personajes de la historia no pueden. Rooney Mara y Cate Blanchett desempeñan las mujeres que se enamoran en un momento en que su romance “no se atreve a ser mencionado.” Sus ojos – y el mundo simbólico y auditivamente exuberante que Haynes crea para ellos – hace todo el habla por ellas.

En principios de 1950 en Manhattan, Teresa Belivet (Rooney Mara) se encuentra con una mujer mayor, Carol Aird (Cate Blanchett), y los dos inician una relación romántica, pero prohibida. (The Weinstein Company)

5. “Ex Machina”

Este provocativo thriller especulativo también salió a principios de este año y también merece estar en listas de “a ser vistos”. Oscar Isaac retrata un multimillonario excéntrico inventor de robótica con mañosa influencia y humor venenoso (solo su parte bailando, hace que valga la pena ver la película); Domhnall Gleeson exhibe sólo la ingenuidad y la sed, como el joven que cae bajo su hechizo. Pero es Alicia Vikander – una MVP (Most Valuable Person, Persona Más Valiosa) en tantas producciones de este año – que deslumbra como un cyborg que se mueve a través de un aislado nido de su creador con la gracia de una bailarina. Atmosférica, inquietante, lo justo.

6. “Chi-Raq”

Spike Lee entrega una de sus películas más estimulantes, sentidas y urgentes en el año, es este recuento salvajemente imaginativo de la antigua obra griega, “Lisístrata”, esta vez adaptado a la actual Chicago. Rebelde y, a veces difícil de manejar, la historia de una novia del pandillero que inicia una huelga de sexo con el fin de llevar a la violencia armada a su fin, se resiste a fácilmente señalar con el dedo o con respuestas deductivas fáciles. En cambio, Lee utiliza la presunción de explorar una constelación de fuerzas – sociales, económicas, políticas, histórica – que representa la condición de la vida afroamericana en muchas ciudades. Esta es una película que es totalmente de su tiempo, un grito de un corazón tan lleno de dolor como la rabia.

Chi-Raq“, una combinación de Chicago e Irak, es la última película de Spike Lee. Ambientada en los barrios violentos de Chicago, las mujeres se unen a abstenerse de tener relaciones sexuales para persuadir a sus parejas para poner fin a la violencia de pandillas. (Roadside Attractions)

7. “Son of Saul”

La “película del Holocausto” se ha convertido en un género en sí mismo, y una preocupante en que, como películas han tratado de transmitir el mal, el sufrimiento y el horror a través de un lenguaje cinematográfico que con demasiada frecuencia crea distancia entre el público en lugar de entendimiento fresco.

El primerizo cineasta, Laszlo Nemes, ha creado brillantemente un nuevo lenguaje estético de entender la dura realidad de Auschwitz en este retrato fuertemente orientado de un prisionero judío y miembro de la “Sonderkommando”, que se vio obligado a trabajar en los campos de la muerte para ayudar e instigar a sus captores. Filmado con el protagonista de la película en primeros planos, “Son of Saul” hace uso potente de los márgenes oblicuos, donde los acontecimientos indescriptibles de una noche en la vida del personaje tienen lugar. Así reformulado, un capítulo familiar de la conocida historia toma un nuevo significado inquietante.

En esta película húngara de drama, un prisionero húngaro-judío, en Auschwitz quema los cuerpos de los muertos. Cuando se encuentra el cuerpo de un niño, que cree que es su hijo, trata de organizar un entierro apropiado. (Sony Pictures Classics)

8. “Creed”

El director Ryan Coogler y el actor Michael B. Jordan resucitan la franquicia de “Rocky” con seguridad, calidez, energía visceral y la gracia suprema en este reinicio estimulante de la franquicia de boxeo amada. Magníficamente filmado por el director de fotografía Maryse Alberti y con el entrañable apoyo de Sylvester Stallone y Tessa Thompson, la historia del hijo de Apolo Creed – interpretado por Jordan con atractiva modestia a pesar de su cuerpo abultado – da inicio a lo que seguramente será otra franquicia con sólo el espíritu correcto de dulzura y triunfalismo.

Sylvester Stallone vuelve a interpretar su papel de Rocky Balboa en “Creed“, cuando el hijo de Apollo Creed (Michael B. Jordan) viaja a Filadelfia para que Balboa puede entrenarlo en el boxeo. (Warner Bros.)

9. “Inside Out”

¡Venga! ¿Quién no amo a este clásico de Pixar, en el que la vida interior de una niña se le da la vida vertiginosa por un grupo de emociones traviesas? Diversión, colorido, deslumbrante inventiva y científicamente en puntos, esta historia de aventuras mentales encontró su mayor fortaleza en la que reconoce que la tristeza (expresado por el incomparable Phyllis Smith) es tan importante como la alegría (Amy Poehler), en la vida como en el arte. Brillante.

https://www.youtube.com/watch?v=7ZLOYXKmIkw

Inside Out” se establece en la mente de la joven Riley Andersen (Kaitlyn Dias), donde de cinco personificadas emociones – Joy (Amy Poehler), tristeza (Phyllis Smith), miedo (Bill Hader), Anger (Lewis Negro) y asco (Mindy Kaling) – tratan de conducirla por la vida cuando sus padres trasladan a la familia de Minnesota a California. (Walt Disney Studios)

10. “The Martian”

Otra dedicatoria a la ciencia, esta aventura de varados en el espacio se comercializó como un relato sombrío de “traerlo a casa”, pero resultó ser un enorme divertido de ver, en parte porque estaba plagado de descarado, humor irreverente, pero en gran parte debido a como Matt Damon lleva a la película sin forzarla, pareciendo sencilla de compreender. Esto podría haber sido la mayor sorpresa del año, y por lo tanto el mayor deleite.

El astronauta Marcos Watney (Damon) está varado durante una misión a Marte. Él debe sobrevivir y encontrar una manera de ponerse en contacto con la Tierra. (20th Century Fox)

(Traducción: Mariana Silva)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enrique Iglesias pone a bailar a Lisboa con su “Sex & Love”

alianza opositora

Oposición venezolana celebra triunfo con un concierto