in

Diciembre, el jazz y la lluvia

Irina Echarry  (Fotos: Yolvik Chacón Valero)

HAVANA TIMES — El mes de diciembre presenta una programación variada; entre el Festival de Cine, el Jazz Plaza, las nuevas exposiciones de Artes Plásticas y las celebraciones por el fin de año, los amantes del arte no tienen tiempo de descansar.

El jueves 17 arrancó el jazz en la capital cubana; las sedes habituales abrieron sus puertas a músicos nacionales y extranjeros. Junto al pianista Ernán López-Nussa, The Preservation Hall Jazz Band, celebró el primer año del acercamiento entre Cuba y EE.UU. Desde hace varias décadas este grupo rescata y conserva el jazz que se cultiva en Nueva Orleans.

Durante el evento de 4-días, muchos fueron los participantes: el guitarrista Billy Gibbons y su banda ZZTop, quienes ofrecieron un concierto memorable en la Fábrica de Arte Cubano; el joven Jesse Valdés y su Proyecto X, tocaron para nosotros anunciando su deseo de fusionar el jazz con la música electrónica; el cubano Miguel de Armas con su Cuarteto de Jazz Latino llegó desde Canadá.

Diferentes músicos estadounidenses, argentinos, chilenos y puertorriqueños brindaron sus melodías: el trombonista Steve Turre, el percusionista Robbie Amin, la banda Mongorama, Organ Trío; Triple Ace, de Austria; Alafia, de Brasil y The Shuffle Demons, de Canadá. Así mismo lo hicieron grupos y solistas cubanos, entre los que destacan Michel Herrera y su proyecto Madre Tierra y Roberto Fonseca. Bellita y su Jazztumbatá siempre cautiva la atención del público por su encanto y calidad musical, junto a su estrella “el pulpo” quien atrae curiosidad y aplausos, pues toca varios instrumentos a la vez. Orlando Valle (Maraca) convocó a talentosos artistas del género que conformaron el Jazz Plaza AllStar.

El público que asiste a los conciertos es mayormente extranjero, pero cada vez más cubanos se suman al disfrute de este ritmo contagioso, sobre todo cuando se trata de jazz latino. Choca mucho, entonces, cuando los artistas conducen toda su presentación solo en inglés, obviando así a sus coterráneos.

Las últimas jornadas de esta 31 edición del Jazz Plaza 2015 estuvieron marcadas por la lluvia. Por eso, las personas que prefiere los espacios abiertos, se quedaron con las ganas de disfrutar jazz bajo las estrellas.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al menos 14 civiles muertos en bombardeos aéreos en el norte de Siria

“Este es mi camino y voy a continuar”, dice cubano en Costa Rica