in

Un patrimonio bibliográfico de la geología cubana en una biblioteca digital on line

La biblioteca es una de las instituciones más antiguas que conocemos. Foto de archivo

Alma Mater.-La biblioteca es una de las instituciones más antiguas que conocemos. Desde sus orígenes han sido centros de conservación, preservación y custodia de los escritos más valiosos de la humanidad.

Cada vez son más los archivos con fondo antiguo que vuelcan su contenido a Internet, facilitando el acceso directo a un importante patrimonio bibliográfico.

Este hecho permite una estrecha conjunción entre las bibliotecas tradicionales (BT) y las digitales (BD), donde coexisten servicios híbridos que muchas veces resultan difíciles de separar para evaluar.

En Cuba, las geociencias poseen un cúmulo de información científica accesible mediante BT, en distintos centros de información geológica, que lamentablemente no ofrecen acceso on line a tal documentación.

Sin embargo, desde el 2011, las especialidades de las Ciencias de la Tierra han sido beneficiadas con la entusiasta inclusión de la Biblioteca Digital Cubana de Geociencias (BDCG), creada como complemento del DVD-Rom «Compendio de Geología de Cuba y del Caribe».

De forma casi simultánea esta BD de Ciencias de la Tierra fue publicada en línea como documento electrónico integrado en el portal cubano Red de Ciencias.

¿Qué es y cómo acceder a la BDCG?

El proyecto inició como repositorio para reunir y digitalizar recursos pertinentes a las geociencias de Cuba, mediante un solo punto de fácil acceso dentro de la red, sin necesidad de tener grandes conocimientos informáticos. De este modo se encuentra accesible en el Portal de la Red de Ciencias de Cuba y puede visitarse en línea http://www.redciencia.cu/geobiblio/inicio.html, con más de 5 mil referencias compiladas que abarcan desde el año 1535 hasta la fecha.

El proceso de digitalización se ha sustentado tradicionalmente en el fondo bibliográfico de la biblioteca personal del Dr. Manuel Iturralde-Vinent, presidente de la Sociedad Cubana de Geología.

Otros fondos originales en soporte no electrónico, referencias y/o textos digitalizados fueron facilitados por destacados investigadores de esta especialidad. Un alto porcentaje de las publicaciones se adicionan periódicamente a la colección mediante la digitalización.

La BDCG tiene hoy más del 50% de la colección en formato digital y para futuras entregas tienen prioridad documentos raros, antiguos o únicos. El patrimonio bibliográfico está compuesto por diferentes tipos de fuentes documentales en formato PDF y JPG y asimismo proporcionan el acceso integrado a otros recursos electrónicos externos de interés.

La ubicación física de las BT en los diversos centros de información geológica existentes permite atender en primera instancia a los usuarios de las provincias a las que pertenecen. Mas, la versión digital tiene la potencialidad de llegar a un número mayor de usuarios sin importar barreras geográficas, produciendo el acceso a documentos y textos completos, de forma eficiente y económica, disminuyendo así la circulación física de fondos antiguos, frágiles y/o únicos.

Interfaz y otras maniobras

La parte más notable de la BDCG no es el catálogo de referencias, sino el resultado de un trabajo detallado de clasificación organizada de las obras científicas y de patrimonio geológico, entre las que aparece Brown 1920, publicación privada de la cual se imprimieron solo tres ejemplares.

La BDCG tolera un proceso de aprendizaje inmediato del comportamiento de la interfaz y es posible consultar el catálogo bibliográfico directamente a través de un motor de búsqueda. Por otro lado, tan importante como la digitalización de la documentación es la inserción de metadatos en los documentos generados para propiciar su futura consulta, ya que resultan imprescindibles para una recuperación eficiente de la información.

Aunque todavía con un largo camino por delante, la BDCG propone un salto con la particularidad en el caso Cuba al ofrecer acceso en línea a cientos de materiales de difícil provisión, por su carácter casi único en BT de centros de información geológica, obras en idioma ruso que se han digitalizado y la inclusión de las memorias como la del Primer Congreso de Geología (1989) y las convenciones de Ciencias de la Tierra.

No se descarta en el futuro la inclusión de fotografías sobre geología de Cuba.

Su novedad y singular incursión en la red conlleva a que los usuarios (especialistas o no) encuentren un espacio en línea con el conocimiento acumulado sobre geología de Cuba, y con ello, un ilimitado nuevo campo de investigación.

Written by Alma Mater

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuba pide solución “rápida” para miles de cubanos varados en Centroamérica

En enero se inicia primer traslado de migrantes cubanos