in

Entrevista a Julio Chaviano, capitán del Ejército Rebelde

Loading...

Elio Delgado Legón

Elio Delgado Legón con Julio Chaviano Fundora

Elio Delgado Legón con Julio Chaviano Fundora

Loading...

HAVANA TIMES — Una buena parte de mis relatos, ya publicados en Havana Times, se refieren a mi modesta participación en la guerrilla, que dirigida por el capitán Julio Chaviano Fundora, operaba en los llanos del municipio de Santo Domingo, hasta los límites con Quemado de Güines y Corralillo, en la provincia de Las Villas.

Cuando yo me incorporé, el primero de octubre de 1958, solo éramos 13 combatientes, pero cuando tuve que dejarla por el accidente sufrido el 13 de diciembre, ya éramos cerca de 100 hombres. Pero ¿cuál fue el origen de esa guerrilla y qué acciones desarrolló después que la dejé?

Loading...

Para precisar esos detalles, me entrevisté con el que fue nuestro jefe: el capitán del Ejército Rebelde Julio Chaviano Fundora y esto fue lo que me contó:

“Yo era oficial de la tropa del comandante Víctor Bordón, que fue el primer frente de combate creado en la provincia de Las Villas y operaba en los llanos entre Quemado de Güines y Santo Domingo.

“Cuando se estaba preparando la huelga del 9 de abril de 1958, se decidió atacar el cuartel de Quemado de Güines, pero no fue posible tomarlo y tuvimos que retirarnos hacia la zona de Santo Domingo.

“El 9 de abril tomamos la carretera y la línea central es en un lugar conocido como crucero Marcelo, entre Santo Domingo y Manacas, donde quemamos carros e interrumpimos el tránsito por carretera y ferrocarril. En esa acción resultó muerto el hijo del coronel Pedraza, que casualmente pasaba por el lugar y se bajó del auto con una ametralladora disparando hacia nosotros.

“Antes que llegara el ejército decidimos retirarnos hacia la zona de Bermejal, en el mismo municipio de Santo Domingo, donde Bordón decidió dividir la tropa en pequeños grupos para evadir la persecución.

“Bordón se dirigió con un grupo hacia Quemado de Güines, y yo con otro cerca de Manacas, en Santo Domingo, y acordamos que cuando todo se calmara la situación nos reuniríamos en una finca cercana a Quemado de Güines, propiedad del campesino Patricio Díaz.

“Por su parte, Bordón hizo contacto con la dirección del Movimiento 26 de Julio en Las Villas y pidió que lo sacaran hacia el Escambray, lo cual le fue concedido y lo sacaron a él solo. El grupo de combatientes que estaban con él fue trasladado más tarde.

“Cuando nosotros llegamos a la finca de Patricio Díaz, como había sido acordado, nos enteramos que ya Bordón estaba en el Escambray, por lo que decidimos regresar a la zona de Manacas y comenzar a desarrollar nuestra guerrilla, que fue creciendo paulatinamente.

“El comandante Diego (Víctor Paneque), de la jefatura del Movimiento en Las Villas, nos planteó que por la cantidad de combatientes ya teníamos una compañía y se decidió ponerle a la guerrilla el nombre de Compañía Julio Pino Machado.

“En el llano había varios grupos guerrilleros: uno al mando de Ramoncito Pérez, por la zona de San Diego y Cifuentes; otro comandado por Benito Campos, en Corralillo, y el tercero, bajo el mando de Tomasito Díaz, en Quemado de Güines. A los tres, la dirección del Movimiento los puso bajo mi mando, pero en la práctica no se subordinaron y siguieron operando por su cuenta.

“Ya en el Escambray, el Che convocó a una reunión con esos jefes de guerrilla y me nombró jefe de la zona, que la denominó el Cuarto Grupo, y yo subordinado directamente a él.

“Cuando comienzan las operaciones de la ofensiva final en Las Villas, nuestra guerrilla participa en la toma de Fomento y en el derribo del puente sobre el río Tuinicú. Esas acciones las dirigimos el capitán San Luis, Olo Pantoja y yo.

“En la acción del puente, los guardias recibieron refuerzos de madrugada, los que hirieron al teniente Esmildo Chaviano y mataron a Félix Álvarez y a Agustín Rodríguez. Inexplicablemente, los guardias se retiraron y tomamos el puente. En eso llegó Israel Chávez para reforzarnos.

“También participamos en la toma de Placetas. Allí el Che decide que nos incorporemos a Bordón y vayamos a tomar Santo Domingo. Tratamos de tomar el puente sobre el río Sagua, cercano a Santo Domingo y Bordón tomó el cuartel y la estación de policía, pero tuvo que abandonarlos ante la llegada de tropas del ejército con armamento pesado. Después, el 31 de diciembre, el cuartel se tomó sin resistencia. Este fue el último poblado tomado hacia el occidente.

“Después de la toma de Santa Clara, el Comandante en Jefe Fidel Castro le ordenó al Che avanzar hacia La Habana y tomar la fortaleza de La Cabaña, y a mí, con mi tropa, me designó al mando del Escuadrón 43 de la Guardia Rural, en la ciudad de Colón, provincia de Matanzas.”

 

Written by Havana Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Festival de cine: efecto dominó y subtitulajes

En imágenes: Así se ve Caracas este 5 de enero