in ,

Trucos para controlar tu mente cuando te pide comer más

El cerebro puede ser uno de los grandes aliados (o grandes enemigos) del metabolismo, pues es el que busca las coartadas emocionales necesarias para que comas o no en exceso|Foto: mujerhoy.com

 

El cerebro puede ser uno de los grandes aliados (o grandes enemigos) del metabolismo, pues es el que busca las coartadas emocionales necesarias para que comas o no en exceso|Foto: mujerhoy.com
El cerebro puede ser uno de los grandes aliados (o grandes enemigos) del metabolismo, pues es el que busca las coartadas emocionales necesarias para que comas o no en exceso|Foto: mujerhoy.com

mujerhoy.com.- Tu metabolismo es responsable de la velocidad con la que los kilos se te vienen encima, pero no está solo. El cerebro es uno de sus grandes aliados (o enemigos), pues va buscando coartadas emocionales y excusas psicológicas para hacerte comer de más (o de menos).

Por eso, los consejos más innovadores que se están dando a nivel global para perder peso no tienen que ver con las dietas ni con los ejercicios. Al menos no en lo fundamental. Las nuevas reglas para evitar comer de más tienen que ver con la psicología y la capacidad de recuperar el control de tu mente. El gurú de estas teorías ese llama Brian Wansink, es investigador en la Universidad de Cornell y fue llamado por Michelle Obama a la Casa Blanca para elaborar las guías de alimentación de Estados Unidos.

En sus conferencias Wansik suele decir cosas como esta: «Cada uno de nosotros come mucho más de lo que debería no solo por su apetito sino por la familia que lo rodea, los amigos, los embalajes de la comida, el tamaño de los platos, sus nombres, sus colores, sus etiquetas, sus formas, sus colores y sus olores. La lista es interminable, y además, invisible».

Por ello sus consejos para adelgazar están relacionados con los sentidos y las emociones y no tanto con la nutrición. Estos son algunos de sus trucos:

1. Aparta de la vista lo que no quieras comer. Quita de tu campo visual los refrescos y los dulces y pon la fruta y las hortalizas en un sitio visible y accesible de la nevera. O en la encimera de la cocina.

2. Pon la comida lejos de tu alcance. Por ejemplo, sírvete poca cantidad de comida en el plato, así si quieres más tendrás que levantarte para ir a la cocina a buscarla. Quizá antes de desplazarte para ello te plantees si debes o no comer más. Somos adictos a la ley del mínimo esfuerzo.

3. No vayas al súper con hambre, y mucho menos enfadado o deprimido. Si tienes una discusión con tu pareja o con tu familia, evita hacer la compra.

4. Come y mastica despacio. Las señales que tienen que ver con la sensación de saciedad tardan unos 20 minutos en llegar al cerebro. Dale tiempo.

5. Reduce la variedad de tus comidas. Pon, como mucho, dos alimentos diferentes a la vez en el plato. Abúrrete un poco de comer lo mismo. Acabarás comiendo menos.

6. Sé consciente de lo que comes. Lo que contiene, cómo se come y con qué se cocina. Y si quieres perder peso piensa que tendrás que comer en solitario y en casa con más frecuencia. Comer fuera es un atentado contra cualquier intento de adelgazar.

7. No te compres ropa que te quede holgada. La ropa ajustada te hará recordar que para estar más cómoda tendrás que perder algo de peso.

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Continúan el rescate de 17 mineros atrapados en China

La última esperanza