in ,

Los trastornos de salud que afectan la sexualidad

Distintas enfermedades pueden afectar a la libido, al deseo e influir muy negativamente en las relaciones sexuales. Es significativo consultar al médico sobre este síntoma con el objetivo de encontrar un tratamiento|Foto: A Tu Salud en Linea.com
Loading...
Distintas enfermedades pueden afectar a la libido, al deseo e influir muy negativamente en las relaciones sexuales. Es significativo consultar al médico sobre este síntoma con el objetivo de encontrar un tratamiento|Foto: A Tu Salud en Linea.com
Distintas enfermedades pueden afectar a la libido, al deseo e influir muy negativamente en las relaciones sexuales. Es significativo consultar al médico sobre este síntoma con el objetivo de encontrar un tratamiento|Foto: A Tu Salud en Linea.com

A Tu Salud en Línea.- Distintas enfermedades pueden afectar a la libido, al deseo e influir muy negativamente en las relaciones sexuales. Es significativo consultar al médico sobre este síntoma con el objetivo de encontrar un tratamiento.

La sexualidad es un aspecto muy trascendental en la vida de toda persona, en especial cuando tiene una relación sentimental estable.

A través de las relaciones sexuales se funda una conexión física y emocional que les permite a las parejas ampliar su confianza y fortalecer los lazos que los mantienen unidos.

Loading...

Pero además de esto, a nivel corporal hay una serie de beneficios que impactan de forma positiva en la salud física y mental, estableciendo un equilibrio entre ambos.

No obstante, como muchos otros aspectos del organismo, en este aspecto se puede ver afectados cuando se desarrollan ciertas enfermedades que desmejoran la calidad de vida. Lo que más viene preocupando a los expertos en salud sexual es que más de la mitad no consultan de forma oportuna, siendo más difícil hallar un tratamiento.

Loading...

Muchas personas aún desconocen cuáles son esos trastornos que comprometen su vida sexual, a continuación queremos compartirlos para que los tengan en cuenta a partir de ahora.

El cáncer de mama y la autoestima

Las mujeres que son diagnosticadas de cáncer de mama poseen una reducción notable en su autoestima y su actividad sexual. El miedo a la muerte, la pérdida de un seno y aquellas angustias existenciales que se originan mientras se lucha contra la enfermedad impactan de forma negativa en diferentes campos emocionales y físicos.

La pérdida del atractivo físico, las cicatrices y el impacto emocional disminuye el interés sexual hasta niveles casi nulos. Por esto es esencial brindar apoyo psicoterapéutico, en lo posible en compañía de la pareja.

Diabetes

La diabetes y sus dificultades envuelven de forma directa la sexualidad de los pacientes. En el caso de los hombres influye en la disfunción eréctil y eyaculatoria, mientras que en las mujeres se reduce la excitación y la capacidad para llegar al orgasmo.

Estos efectos se pueden reducir con un oportuno control de los niveles de azúcar en la sangre y la adopción de hábitos de vida saludables.

Enfermedades cardiovasculares

Los pacientes con enfermedades cardíacas sienten temor de tener relaciones sexuales por el peligro que existe de padecer un infarto durante el acto. En este caso, es fundamental que el médico analice la dimensión del problema y el tamaño del peligro que puede acarrear. En la mayor parte de los casos hay un déficit de asesoramiento médico, lo que influye en la problemática.

Por ser tan delicado el tema siempre es preciso consultar cuál es el momento adecuado para retomar la vida sexual; sin embargo, expertos en el tema proponen comenzar con las posiciones tradicionales en la cama, además de hacer actividades de bajo impacto para mejorar la condición física.

Por supuesto, es prudente esperar a que el pecho cicatrice y hacerse constantes chequeos para verificar que todo continúa bien.

Corazón-500x334

Deterioro de los vasos sanguíneos

El daño vascular no solo aumenta los riesgos cardíacos, sino que afecta de forma directa la salud sexual. Esta dificultad causa una restricción de la circulación sanguínea, lo que lleva a sufrir disfunción eréctil y lubricación inadecuada.

Problemas emocionales

Una persona que con regularidad tine episodios de estrés, ansiedad y depresión suele poseer graves problemas para disfrutar una sexualidad plena. En el cerebro se origina el deseo sexual y al presentar un desequilibrio en los neurotransmisores hay una disminución significativa de la libido, la excitación y el orgasmo.

Del mismo modo, se cree que igualmente origina dificultades a nivel físico, ya que en algunos casos ocasiona sustancias que reducen el tamaño de las arterias, disminuyendo la irrigación de los tejidos, algo que afecta, por ejemplo, a la erección del pene.

Quistes en los ovarios

Uno de los síntomas que presentan las mujeres con quistes en sus ovarios es un intenso dolor cuando mantienen relaciones sexuales con su pareja. Es un componente que afecta de forma significativa este ámbito, en especial porque reduce el deseo e impide disfrutar el sexo.

Cuando esta afección causa este tipo de inconvenientes lo más recomendable es consultar al ginecólogo para hallar la solución más apropiada.

Prestarle mucha atención a todas estas patologías es la mejor forma de localizar un tratamiento oportuno que impida los efectos negativos sobre la sexualidad.

Del mismo modo, resulta fundamental mejorar la comunicación en pareja para sentir más apoyo en la lucha por superar estas dificultades.

Written by @norismarnavas

Productora de contenido en Cubanos por el Mundo. Locutora certificada. Profesora universitaria. Investigadora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luego de llegar a Estados Unidos ¿Qué le espera a los cubanos?

Científicos de la UNAM desarrollan invernaderos inteligentes