in

Obama da pasos para cerrar la prisión de Guantánamo

Guantánamo-prsión-cuba-eeuuTomado de PL

Estados Unidos confirmó hoy la transferencia de 10 presos yemenitas de la cárcel en la base naval de Guantánamo, en el sureste de Cuba, como parte del plan del presidente Barack Obama de cerrar ese centro. Con esta operación, que tuvo lugar ayer aunque sus detalles se revelaron este jueves, la población penal del centro llegó a 93, de los cuales 34 están autorizados a abandonar la penitenciaría cuando se realicen los procedimientos de seguridad que debe aprobar el secretario de Defensa Ashton Carter.

El portavoz del Pentágono Peter Cook afirmó que esa agencia federal hizo un escrutinio cuidadoso y deliberado sobre los posibles traslados para cumplir las indicaciones de Obama de que no existan riesgos.

Ninguno de los reos transferidos en esta ocasión a Omán en aviones de la Fuerza Aérea estaba acusado formalmente, a pesar de que estuvieron en la cárcel durante más de una década, y la mayoría de ellos no sobrepasaba los 20 años de edad cuando llegaron allí.

El enviado especial para el cierre de dicha prisión, Lee Wolosky, señaló el agradecimiento de Estados Unidos a los aliados y socios en el Levante que cooperan con Washington en estas operaciones y predijo que para este verano saldrán los detenidos cuya transferencia está autorizada. Un artículo del diario The Washington Post, suscrito por Missy Ryan, recuerda este jueves el arribo de los primeros reos traídos de ultramar en enero de 2002, con las manos atadas y sus rostros cubiertos, “como una imagen de los excesos en la respuesta estadounidense a los atentados del 11 de septiembre de 2001″.

Con su historial de huelgas de hambre, maltratos y procedimientos bizantinos en las cortes militares, esta prisión está ligada actualmente al legado de Obama, al igual que al presidente George W. Bush (2001-2009) quien ordenó el internamiento de los prisioneros, agrega el Post.

Por otra parte, la senadora republicana Kelly Ayotte, una de las más críticas a la política de Obama en este tema, dijo que cualquier decisión de transferir a estos detenidos yemenitas al Medio Oriente representaría un intento enmascarado de violar la voluntad del Congreso y pondría en peligro al pueblo estadounidense.

Durante su último discurso sobre el Estado de la Unión este martes, el mandatario reiteró que el cierre de la prisión sería un ejemplo positivo para el resto del mundo, porque es muy cara, innecesaria y solo sirve como instrumento de reclutamiento para los enemigos de Estados Unidos.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos y organismos internacionales denunciaron en reiteradas ocasiones las violaciones que se cometen en dicha penitenciaría, ubicada en el enclave militar que mantiene Washington en territorio cubano contra la voluntad del Gobierno y pueblo de la isla caribeña.

Desde que asumió su cargo, Obama prometió cerrar la prisión pero no pudo hacerlo debido a la fuerte oposición del Congreso, en particular de los republicanos.

Written by ravsberg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Otra vez guerra a muerte en Venezuela

Realizadores de “Historia de un oso” esperan darle el primer Óscar a Chile