in

La ‘deserción’ de los Gourriel

Uno de los peloteros desertores en la Serie del caribe/Foto: Diario de Cuba
Loading...

Diario de Cuba.- Unos 100 jugadores de béisbol han escapado de Cuba en los últimos meses. A pesar de esto, la de los hermanos Gourriel no es una fuga más.

No solo por su calidad beisbolística y por conformar una verdadera dinastía deportiva en la Isla —el padre, Lourdes, protagonizó la época más gloriosa y chovinista del deporte según la visión de Fidel Castro—, sino porque después de tantos años de crisis y descalabro, los Gourriel, al menos públicamente, seguían del lado de un Gobierno que los trataba con guante de seda.

Yulieski Gourriel llegó a declarar en 2014 que su sueño era jugar en las Grandes Ligas con permiso de La Habana. Su “deserción” —término de connotación militar con el cual el castrismo sigue calificando las fugas de ciudadanos— evidencia que los intentos de los Castro por hallar una vía de negociación directa que lleve a enviar peloteros cubanos a las Grandes Ligas no garantizará la libertad de los jugadores, no permitirá la toma de decisiones individuales. Más bien, los Castro seguirán entrometiéndose en cualquier iniciativa personal que pueda resquebrajar su poder, e intentando beneficiarse de su papel de intermediarios.

Loading...

La fuga de los Gourriel es también una mancha en la estrategia mediática de La Habana. En diciembre, varias estrellas cubanas visitaron la Isla como parte de una delegación de Grandes Ligas. Espectáculo aparte, nada de dicha visita se ha traducido en políticas concretas que contribuyan a aumentar la libertad y prosperidad de los atletas cubanos de manera general. Apenas un mes después de la visita de las estrellas, el régimen le impedía al boxeador Luis Ortiz regresar a Cuba a visitar a su madre enferma. Como casi siempre sucede con el castrismo, el terreno de lo simbólico y lo mediático apenas se convierte en leyes y medidas encaminadas a sacar al país del atolladero.

Durante la visita de la delegación de las Grandes Ligas, no hubo referencia oficial a los centenares de atletas cubanos que han sido estigmatizados y borrados de los libros de récords nacionales por haber tomado la decisión de abandonar el país, mucho menos un mea culpa por parte de las autoridades responsables de tanta arbitrariedad.

Loading...

Es sencillo: todos los cubanos deben poder salir y regresar del país cada vez que lo estimen. Mientras el castrismo siga poniendo trabas a este derecho fundamental, las fugas no cesarán. Si la actual situación se prolonga, habrá que colgar en el Morro el connotado cartel: “El último, que apague la luz”.

Written by @diariodecuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tabaco, entre las plagas y el fango

Miles de cubanos eligen la migración antes de volver a pasar por la crisis / foto: Cortesía

VIDEO | Unos 600 cubanos entraron a Estados Unidos en solo cinco días