in ,

Warren Richardson se alza con el premio World Press Photo (+Fotogalería)

Imagen facilitada por la organización World Press Photo (WPP) hoy, 18 de febrero de 2016, que muestra la fotografía ganadora del World Press Photo. El fotógrafo australiano Warren Richardson ha sido el ganador de la 59 edición de la fotografía del año World Press Photo, la máxima distinción del fotoperiodismo mundial. La fotografía, en blanco y negro, muestra un hombre pasando a un bebe a través de la valla de alambre de espino en Roeszke, en la frontera entre Serbia y Hungría, el 28 de agosto de 2015. EFE
Loading...
Imagen facilitada por la organización World Press Photo (WPP) hoy, 18 de febrero de 2016, que muestra la fotografía ganadora del World Press Photo. El fotógrafo australiano Warren Richardson ha sido el ganador de la 59 edición de la fotografía del año World Press Photo, la máxima distinción del fotoperiodismo mundial. La fotografía, en blanco y negro, muestra un hombre pasando a un bebe a través de la valla de alambre de espino en Roeszke, en la frontera entre Serbia y Hungría, el 28 de agosto de 2015. EFE
Imagen facilitada por la organización World Press Photo (WPP) hoy, 18 de febrero de 2016, que muestra la fotografía ganadora del World Press Photo. El fotógrafo australiano Warren Richardson ha sido el ganador de la 59 edición de la fotografía del año World Press Photo, la máxima distinción del fotoperiodismo mundial. La fotografía, en blanco y negro, muestra un hombre pasando a un bebe a través de la valla de alambre de espino en Roeszke, en la frontera entre Serbia y Hungría, el 28 de agosto de 2015. EFE

(EFE).-El fotógrafo Warren Richardson ganó hoy el World Press Photo, la máxima distinción del fotoperiodismo mundial, con una imagen en blanco y negro tomada en 2015 en la frontera entre Serbia y Hungría que capta a un bebé siendo pasado de un lado al otro de la valla mientras un hombre lo toma en sus manos.

“Estuve 4 o 5 días y noches en la frontera, pero este momento fue muy veloz: los refugiados venían y venían”, declaró el ganador durante una rueda de prensa, y añadió que no se dio cuenta de que lo que estaban pasando a través de la valla “era un bebé”.

El fotógrafo australiano Warren Richardson|EFE
El fotógrafo australiano Warren Richardson|EFE

Richardson, que trabaja como freelancer, explicó que la foto nunca fue publicada. En la foto, la luna ilumina tanto la cara del hombre que toma al bebé en sus manos como el cuerpo del niño. El hombre está a un lado de la frontera medio agachado, con cara de agotamiento. Al otro lado de la frontera, unos brazos sujetan a la criatura y la pasan a través de un agujero hecho en el alambre de espino.

Loading...

Entre los premiados hay dos españoles, Daniel Ochoa de Olza, que trabaja para Associated Press, y el fotógrafo Sebastián Liste.

Ochoa consiguió el segundo y tercer premio en la categoría “Historias de personas” con las imágenes “La tradición maya” y “Víctimas de los ataques de París”.

Loading...

Liste, por su parte, se hizo con el tercer premio en la categoría “Historias de la vida diaria” por su instantánea “Periodismo ciudadano en las favelas de Brasil”.

También fueron premiados en la categoría de “Naturaleza” los mexicanos Anuar Patjane, que se hizo con el segundo puesto por “Ballenas que susurran”, y Sergio Tapiro, que con “El poder de la naturaleza” fue agraciado con el tercer premio.

Fotografía facilitada por la organización del World Press Photo (WPP) hoy, 18 de febrero de 2015, que muestra una de las imágenes tomadas por el fotógrafo Mario Cruz que han sido galardonadas con el primer premio Stories (Historias), en la categoría Asuntos Contemporáneos, de la 59ª edición de los Premios World Press Photo 2016. La serie muestra a niños mendigos talibés Guinea Bissau, el 8 de junioi de 2015. EFE
Fotografía facilitada por la organización del World Press Photo (WPP) hoy, 18 de febrero de 2015, que muestra una de las imágenes tomadas por el fotógrafo Mario Cruz que han sido galardonadas con el primer premio Stories (Historias), en la categoría Asuntos Contemporáneos, de la 59ª edición de los Premios World Press Photo 2016. La serie muestra a niños mendigos talibés Guinea Bissau, el 8 de junioi de 2015. EFE

Un total de 5.775 fotógrafos presentaron a concurso 85.000 instantáneas.

El presidente del jurado, Francis Kohn, dijo que, durante el proceso de selección, que duró dos semanas, intentaron mantener un balance entre calidad fotográfica y valor informativo.

“Hemos recibido muchas imágenes que tenían que ver con la crisis de los refugiados: navegando en el océano, cruzando vallas fronterizas, teniendo problemas con la policía. También fotos de Siria e Irak, y muchas de los ataques de París de noviembre”, señaló Kohn.

Richardson, ganador del World Press Photo, a los refugiados: “No os rindáis”

Imagen facilitada por la organización World Press Photo (WPP) hoy, 18 de febrero de 2016, que muestra una fotografía de la serie ganadora del primer premio en "Historias" de la categoría de deportes de la 59 edición del World Press Photo, tomada por el fotógrafo Vladimir Pesnya. La fotografía muestra a los jugadores del equipo juvenil de hockey de la localidad de Vetluga durante un descanso de un partido disputado en Vetluga (Rusia) el 19 de febrero de 2015. EFE
Imagen facilitada por la organización World Press Photo (WPP) hoy, 18 de febrero de 2016, que muestra una fotografía de la serie ganadora del primer premio en “Historias” de la categoría de deportes de la 59 edición del World Press Photo, tomada por el fotógrafo Vladimir Pesnya. La fotografía muestra a los jugadores del equipo juvenil de hockey de la localidad de Vetluga durante un descanso de un partido disputado en Vetluga (Rusia) el 19 de febrero de 2015. EFE

En declaraciones a EFE, Richardson explicó la historia detrás de la instantánea galardonada, una imagen en blanco y negro tomada en 2015 en la frontera entre Serbia y Hungría y que capta a un bebé siendo pasado de un lado al otro de la valla mientras un hombre lo toma en sus manos.

“Yo estaba en el lado serbio, donde casi no había policía, apenas un coche y no estaban haciendo nada. Los refugiados podían tener problemas en el lado húngaro si se encontraban con los guardias fronterizos”

 

“Durante esos días estaban terminando de colocar la valla y cada vez venía más y más gente, algunos en pánico”, relató. La foto está tomada de noche y sin flash, porque si la hubiera hecho con flash la policía habría venido, indicó Richardson.

En la foto la luna ilumina tanto la cara del hombre que toma al bebé en sus manos como el cuerpo del niño. El hombre está a un lado de la frontera medio agachado, con cara de agotamiento. Al otro lado de la frontera, unos brazos sujetan al recién nacido y la pasan a través de un agujero hecho en el alambre de espino.

A pesar de la fuerza de la instantánea, en un primer momento Richardson no vio a la criatura, que apenas estaba cubierta con una pequeña manta. “Me di cuenta de que había un bebé en la foto 4 ó 6 días después, cuando la vi en el ordenador a mi vuelta en Budapest“, dijo.

“Para este viaje a la frontera no podía llevar todo mi equipo, lo habría puesto en peligro y trabajo como ‘freelance’ así que habría sido un riesgo muy grande. Además, estos días fueron muy calurosos”, afirmó en su conversación con EFE.

Richarson aseguró que la mayoría de refugiados que se encontró hablaban bien inglés y tenían un único objetivo: llegar a Alemania.

“Yo les decía que debían tener paciencia, que tenían otros tres países que cruzar. Me preguntaban por consejos, si podía llevarlos en coche, pero habría tenido problemas con la ley si lo hubiera hecho”, declaró.

“Siempre respondía a sus preguntas y les decía: ‘amigos, no puedo hacer nada más por vosotros, pero ya habéis llegado muy lejos en vuestro viaje. Lo único que os puedo decir es: no os rindáis”.

 

Warren Richardson con gran satisfacción por el premio obtenido|EFE
Warren Richardson con gran satisfacción por el premio obtenido|EFE

Richardson mandó la imagen a varias agencias de noticias, pero ese verano ninguna quiso comprársela. “La subí a la red social Facebook y unas 29 personas le dieron al botón “me gusta”, eso es todo”, señaló, mientras se encogía de hombros.

“Me gusta ser ‘freelance’, así no estoy dictado por nadie a la hora de trabajar. La fotografía trata de capturar momentos excepcionales y muchos compañeros no tienen esa oportunidad porque tienen que hacerlo todo rapidísimo. Hacen la foto, la mandan a su medio y se tienen que ir. Yo no”, concluyó.

También puede ver la siguiente fotogalería

 

Written by @norismarnavas

Productora de contenido en Cubanos por el Mundo. Locutora certificada. Profesora universitaria. Investigadora

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Horace Clemmons y Saul Berenthal ensamblarían en Mariel su versión "Oggún" de este senciillo Allis-Chalmers G de los años 40.

Fabricantes de tractores y de falacias

Panasonic: Pimera empresa nipona en reconocer matrimonios homosexuales