in

Presuntos milagros en la Causa del Padre Varela

Father Felix Varela is depicted in a painting from the Felix Varela Foundation of New York. The Cuban-born priest, known as a promoter of human rights, freedom for slaves and independence for Cuba from Spain, immigrated to the United States in 1823. He founded Transfiguration Church in New York and served as vicar general of the Archdiocese of New York. The Cuban bishops initiated his cause for sainthood in the 1980s. (CNS photo/courtesy of Felix Varela Foundation of New York) (March 23, 2012) See CUBA-VARELA March 16, 2012.
Father Felix Varela is depicted in a painting from the Felix Varela Foundation of New York. The Cuban-born priest, known as a promoter of human rights, freedom for slaves and independence for Cuba from Spain, immigrated to the United States in 1823. He founded Transfiguration Church in New York and served as vicar general of the Archdiocese of New York. The Cuban bishops initiated his cause for sainthood in the 1980s. (CNS photo/courtesy of Felix Varela Foundation of New York) (March 23, 2012) See CUBA-VARELA March 16, 2012.
Father Felix Varela is depicted in a painting from the Felix Varela Foundation of New York. The Cuban-born priest, known as a promoter of human rights, freedom for slaves and independence for Cuba from Spain, immigrated to the United States in 1823. He founded Transfiguration Church in New York and served as vicar general of the Archdiocese of New York. The Cuban bishops initiated his cause for sainthood in the 1980s. (CNS photo/courtesy of Felix Varela Foundation of New York) (March 23, 2012) See CUBA-VARELA March 16, 2012.

Arquidiócesis de La Habana, La Habana. El doctor René Zamora, director del Centro de Bioética San Juan Pablo II, preside la comisión médica que, por la parte cubana, ha estudiado y procesado los casos que podrían considerarse presuntos milagros en el proceso de beatificación del venerable padre Félix Varela.

El grupo investigativo lo integran, además, otros dos doctores: el reconocido pediatra Carlos Dotres, quien fuera ministro de Salud Pública; y Calixto Machado Curbelo, presidente de la Sociedad Cubana de Neurofisiología y galardonado con cinco premios internacionales en su ámbito.

Discreto en sus declaraciones, el Dr. Zamora dijo que si bien los estudios y la labor de la comisión médica no constituyen la base que expresa la vida de santidad del padre Varela,“el proceso de canonización habitualmente pide, ruega, que haya un comisión que estudie casos excepcionales en el concurso de toda la causa”.

El examen del “presunto” milagro abarca dos aspectos: primero, la presencia de un hecho (la sanación), para el que lo médicos no encuentran explicación científica (es decir, que va más allá de la ciencia) y la intercesión del venerable padre Varela en la curación o sanación de la persona enferma.

“La comisión ha tenido la oportunidad de estudiar varios casos. El trabajo ha sido muy arduo y hoy presentamos cuatro de ellos que no hemos podido explicar por los métodos habituales o por medio de las técnicas modernas. Nosotros hemos llegado hasta aquí, no tenemos una explicación natural para explicar con claridad por qué ha ocurrido un hecho, que puede ser la curación de una persona o el estado actual de un enfermo comparado a cómo era anteriormente”.

Durante el Simposio Conmemorativo “Del padre Varela al Papa Francisco. Una Iglesia en salida”, el Dr. Zamora, en representación de la comisión médica, entregó a monseñor Vicenzo Paglia, postulador de la Causa, un resumen de todos los aspectos estudiados, con la firma de los tres médicos implicados, que acompañará o se agregará al dossier que investigará ahora una comisión del Vaticano.

Este es un proceso que lleva tiempo. “La premura –asegura el doctor– conspira en contra de la calidad. Todos queremos que sea santo súbito, pero en estos casos la virtud de la prudencia se hace necesaria, imprescindible”.

Para el destacado galeno cubano y hombre de fe profunda, en el caso del venerable padre Félix Varela, vale más para su causa de canonización, su testimonio de vida, su historia; la persona en sí y su esencia de sacerdote íntegro, defensor de las causas justas en bien de la persona humana y la Patria.

“Yo dije, y lo afirmo ahora, que ese sacerdote íntegro es la esencia de una vida de santidad. De ahí sale el Varela patriota, el Varela revolucionario del que tanto se ha habla hasta hoy; el Varela profesor, teólogo, cubano.”

Expresando con su opinión la satisfacción y orgullo que también sienten los doctores Carlos Dotres y Calixto Machado por ser miembros de esta comisión médica, René Zamora asegura que “el mayor milagro de Varela es, precisamente, Cuba”.

(Tomado de iglesiacubana.net)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿A dónde van los mendigos que el Gobierno saca de las calles durante las visitas ‘importantes’?

Argentina: En vilo la continuidad de un monumento a los pueblos originarios