in

La ONU pretende asistir esta semana a 10 de las 18 zonas sitiadas en Siria

Naciones Unidas (ONU)/ Foto: archivo
Logo de Naciones Unidas. /Foto: Archivo
Logo de Naciones Unidas. /Foto: Archivo

(EFE).- Antes de que acabe la semana, la ONU pretende entregar asistencia humanitaria a diez de las dieciocho localidades o zonas que están sitiadas por alguna de las partes beligerantes en Siria.

Hace tres semanas comenzó una ofensiva humanitaria de Naciones Unidas coordinada por un equipo de trabajo del que forma parte el Grupo Internacional de Apoyo a Siria, «que ha logrado más en tres semanas que lo que se consiguió en los primeros tres meses de 2015«, indicó en rueda de prensa el presidente de este grupo, Jan Egeland.

El experto explicó que en los últimos 21 días se ha entregado comida, agua, medicamentos y artículos de subsistencia básicos a 115.000 personas, un total de 236 camiones.

«Por ejemplo, la gente de Muadamiya ha recibido varios convoyes, es un lugar que no obtuvo nada en el último año y medio«, subrayó.

Si nada ocurre, en los próximos días la ayuda humanitaria podría llegar a tres o cuatro lugares de Kaft Batna, lo que incrementaría hasta diez el número de áreas sitiadas que han obtenido ayuda en las últimas semanas, de las dieciocho registradas por la ONU.

Hasta la fecha, los convoyes han entrado y entregado ayuda a Fuah, Kafraya, Madaya, Al Zabadani y Madamiyet Elham.

Mientras, aún están fuera del alcance de los equipos humanitarios Dariya, Duma, Haraste, Arbin, Zamalke, Zabadin y Gutha oriental.

La ONU tampoco ha podido aún asistir correctamente a las 200.000 personas sitiadas en Deir al Zur, en el noreste de Siria y controlada por el grupo terrorista Estado Islámico, el único lugar donde los responsables humanitarios no pueden entrar por rutas terrestres negociadas.

La semana pasada se intentaron hacer lanzamientos desde aviones, pero la mayoría de los paquetes se perdieron en zonas inaccesibles para la población o quedaron destruidos al no abrirse el paracaídas.

En todas estas áreas sitiadas se calcula que viven unas 480.000 personas, de los casi cinco millones que sobreviven en lo que la ONU denomina «áreas de difícil acceso».

Egeland dijo que, a pesar de que para que cada convoy pueda llegar a su destino hay que formalizar numerosas autorizaciones, está contento de que dichos procedimientos son ahora mucho más rápidos que en el pasado, tanto en el caso de las autoridades gubernamentales como de los distintos grupos armados de la oposición.

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡A RECUPERAR LA MAYORÍA! CNE aseguró que por votos nulos no se puede impugnar elecciones

Rousseff reitera que la corrupción en Brasil es combatida con el mayor rigor