in

Negro por fuera, blanco por dentro

Loading...

Jorge Milanés Despaigne

Foto: Constantin Eremechev

Foto: Constantin Eremechev

Loading...

HAVANA TIMES — “La cosa está negra”, le dice una señora a la otra mientras escogen tomates en la tarima del agromercado, refiriéndose a lo difícil de la situación en sentido general, y en este caso, al alto precio de los productos.

Al escuchar eso me despierta la curiosidad sobre el uso de ciertas expresiones racistas que algunas personas utilizan en las calles, tomando como referencia el color negro para definir o precisar algo malo.

Loading...

Cuando me acerco al puesto de frituras, la vendedora, que al parecer me conoce desde la primaria, me dice:

“Oye, negro, no te pones viejo…”.

“Ay que mantenerse”, le contesto.

“Bueno, ustedes tienen mejor piel que los blancos y…se ve que tú eres blanco por dentro”.

Me alejo sin poderle contestar, porque se aproxima la guagua, pero reafirma mi curiosidad, mientras pienso en eso de blanco por dentro.

Llego a la reunión de compañeros y amigos en la que mi amiga Grace Lynis Dubinson, arquitecta y estudiosa del tema de la discriminación y la historia del racismo en Estados Unidos, creadora de Cinnamon Travel Heritage, nos habla de un proyecto de agricultura comunitaria que tiene en Atlanta.

En su exposición da detalles de cómo el grupo de trabajo intenta proteger los cultivos ante algunos animales que cruzan las cercas para comérselos, pero uno de los colegas al oír esto, interrumpe.

“¿Ustedes no tienen una planta que aquí en Cuba le dicen ataja negros? Los campesinos la siembran en las cercas para proteger los cultivos.

Grace, confusa, trata de entender, ella habla un poco español, pero para verificar lo que acababa de oír me pide que le traduzca, cosa que hago en detalles.

Muy enojada en la silla se inclina para atrás, se incorpora y reprocha categóricamente el supuesto nombre que muchas personas le han dado a esa planta espinosa, no sabía que así la llaman.

Al llegar a casa, pregunto a mi madre por el nombre de esa planta y me dijo que siempre la había conocido por Cardona.

Lo repetí varias veces para que no se me olvidara y al día siguiente se lo dije a Grace. Alguien ya le había regalado una muestra de la planta.

Esa manifestación de racismo es el resultado multi-causal de problemas sociales que en ocasiones la sociedad no lo ve, porque repite patrones históricos.

 

 

Written by Havana Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡SIN PRECEDENTES! Cuba espera a Obama y a los Rolling Stones

CUBA, EL VIAJE MÁS DURO QUE HICIMOS (VIDEO)