in ,

Lo que está ocurriendo en mi barrio

Fotorreportaje por Luis Miguel del Bahia

HAVANA TIMES — Hay que reconocer el esfuerzo que el Estado está haciendo con el programa de fumigación y de salud pública. Sin embargo, ese chorro de dinero se está gastando en vano, mientras Comunales no haga su trabajo.

Hay tremendo nivel de rigurosidad con el programa de fumigación; militares para inspirar respeto, amenaza de multas, etc. como debe ser en un caso tan extremo como el que tenemos.

¿Pero y la república qué? Precisamente la salud pública empieza allí, en la calle. Lo más grave del asunto es que la solución es la que es puntual, mientras el problema se ha vuelto sistemático. La culpa inmediata la tiene, sin duda, Comunales, pero el problema es más complicado.

Lo que está ocurriendo es una legitimización del mal obrar. Se puede ver en todo tipo de opiniones que dan la gente; en todas ellas el factor común es una justificación para convertir lo malo en legítimo. Dicho de otro modo: el problema es cultural.

Cuando un problema se vuelve cultural se enquista en la esencia misma de la sociedad y ya de allí no hay quien lo saque.

Parafraseando a Heidegger: “Ya sólo un dios puede salvarnos”.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

Written by Havana Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EEUU-Nicaragua: Seguridad y crimen organizado son la prioridad

FLORIDA: Aprueban expansión del uso de la marihuana para pacientes terminales