in

¡Qué suerte tiene el cubano!

419_mapa-del-Club-de-ParisPrimavera Digital, Lawton, La Habana.-El régimen castrista alcanzó una segunda condonación de su deuda extensa. Claro, no tan enorme como la que hace muy poco les condonó el Sr Putin. Esta vez fue con el Club de París, según se anunció en esa ciudad y publicó Reuters.

El pacto se trata de que la UE canceló 8,500 millones de dólares correspondientes a intereses vencidos desde hace 30 años, a cambio de la “promesa” de que los Castro pagarán 2.600 millones de dólares de la deuda original ¡en los próximos 18 años!

Además con una restructuración con pagos anuales desde el 1,6% hasta el 8,9% en 2033, que ni tan siquiera el Papa Francisco daría, de 2.600 millones de USD adeudados por los Castro.

El principal promotor de las negociaciones fue el Sr François Hollande actual presidente de Francia. Para dar el ejemplo, Francia canceló 4.mil millones de dólares por intereses atrasados, que representaron la mayor parte del dinero adeudado.

Esto hizo que Michel Sapin, ministro de Finanzas francés dijera en un arranque de candidez, “Este acuerdo abre el camino a una nueva era en las relaciones entre Cuba y la comunidad financiera internacional”.

Y agregó, que el pacto: “…ayuda a resolver definitivamente la cuestión de la deuda de mediano plazo de Cuba, que no se ha cumplido desde la década de 1980”.

Por su parte, Raúl Castro, habida cuenta de la desesperada situación actual del chavismo, ‘su único suministrador de todo’, desea in extremis, las relaciones con estos acreedores europeos. Para así salvar la disparatada economía de su régimen.

Hace 30 años, este mismo régimen dejó de pagar su deuda. Por aquel entonces se justificó con el embargo imperialista, después con el derrumbe soviético y ahora, de nuevo con el embargo imperialista.

En esta relación no se cuentan los Estados Unidos que mantiene aún una reclamación de no menos de 7 mil millones de dólares por las expropiaciones.

De la deuda restante, el régimen pagará 240 millones ahora en efectivo e invertirá 230 millones en los proyectos que determinen los galos en la Zona del Mariel.

El Club de París expresó satisfacción con “los avances mostrados por el gobierno cubano hacia la normalización de sus relaciones para con la comunidad financiera internacional”.

El grupo de acreedores del régimen, incluye a Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Italia, Japón, Suecia y Suiza.

Francia accedió a reanudar sus actividades a favor del desarrollo en la isla después de que el presidente François Hollande, visitó a Raúl Castro y a su hermano, a principio del 2015.

Trascendió que en el acuerdo se tomaron unas medidas aplicables al régimen si aun persiste como de costumbre en no honrar estos adeudos. Pero en mi criterio son no solo cándidas, sino también risibles y cito: No obstante, si La Habana no cumple el pago pactado el 31 de octubre de cada año, será gravado con un interés del 9% hasta el pago, además de los intereses por la demora de esa porción en atrasos.

Al parecer anda entusiasmado por el salvavidas que las democracias le han tirado. Más ahora que su principal financiador obviamente se hunde. Así prometió que es una prioridad restaurar la credibilidad financiera internacional del régimen.

Otra buena broma en este acuerdo es que el régimen deberá reportar anualmente al Club de Paris su situación económica y sus esfuerzos para reformar la economía. Los gobiernos acreedores están siendo presionados por sus compañías para liberar la financiación para invertir la isla.

Ahora a partir de estos dos detalles quisiera lanzar al lector las siguientes preguntas.
¿Volverán los miembros del Club, a repetir lo que hicieron cuando aceptaron los esperanzadores informes presentados por los países ex comunistas (con la excepción de Chequia) para ser aceptados en la UE tras el desmerengamiento socialista y la euforia de Helmut Kohl?

Ahora parece que tras la visita de la penúltima comisión de la UE presidida por Mesié Leffert, se va a lograr el ‘acuerdo marco’, con el único país latinoamericano que no lo tiene aún.

La segunda y última pregunta. Habida cuenta que el chavismo da brazadas de ahogado y este es el único sostén económico del régimen castrista ¿Quién o que impedirá que los Castro, declaren una nueva moratoria de pagos?

Ni Mesié Hollande, ni la signara Federica harían nada, dado que por ahora tienen muchos problemas, para ocuparse de esta nimiedad y además, ¿qué le importa a la cebra un raya más?

Con estos eventos, uno se pregunta: ¿Porque a Tsipras no le perdonan tanto? .Decididamente, hay que recordar el título de aquella película de cuando Cuba reía: ¡Que suerte tiene el cubano!

Foto: Mapa del Club de París. Wikimedia Commons

[email protected]; Paulino Alfonso

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foro «Por la libertad de elergir» dará inicio hoy en La Habana

La gente de Podemos