in ,

HALLAZGO: Ratones alimentados con Splenda desarrollan leucemia

https://cubanosporelmundo.com/wp-content/uploads/2016/03/1413_splenda_620x350.jpg
Ratones alimentados con Splenda desarrollan leucemia|SDP noticias.com-upsocl.com
Loading...
Ratones alimentados con Splenda desarrollan leucemia|SDP noticias.com-upsocl.com
Ratones alimentados con Splenda desarrollan leucemia|SDP noticias.com-upsocl.com

Splenda es un ‘clorocarbon’, que está en la misma familia que los pesticidas mortales omo el DDT, los insecticidas, biocidas, desinfectantes

SDP NOTICIAS.COM.- El que un producto adquiera la aprobación de la FDA  (Administración de Alimentos y Medicamentos) no garantiza la seguridad de este de ninguna manera.

Splenda es un sustituto de azúcar logrado a partir de la combinación de hidroxilo, hidrógeno y oxígeno; es decir, se trata de ‘sucralosa’, no de azúcar natural.

Diversos estudios han demostrado que Splenda es un ‘clorocarbon’, que está en la misma familia que los pesticidas mortales, como el DDT, los insecticidas, biocidas, desinfectantes, y el gas venenoso diclorourea usado en la Primera Guerra Mundial.

Loading...

Sin embargo, una reciente investigación reveló que, pese a sus múltiples intentos por negarlo, este endulzante tiene efectos negativos en la salud.

Publicado en el International Journal of Occupational and Environmental Health, el estudio encontró que todos los ratones a los que científicos alimentaron con Splenda todos los días, desarrollaron leucemia y otros cánceres de sangre.

Loading...

Los resultados llevaron al Centro para la Ciencia de Interés Público de Estados Unidos a recomendar formalmente que los consumidores de este producto eviten el sustituto y compren azúcar real.

Además de leucemia, estos son otros de los males que produce Splenda:

• Glándulas del timo encogidas, hasta 40 por ciento.

• Agrandamiento del hígado y los riñones.

• Cambios anormales histopatológicos en el bazo y el timo.

• Reducción de la taza de crecimiento.

• Daños en el ADN.

• Cambios adversos en las bacterias gastrointestinales.

• Mineralización anormal de la pelvis.

• Disminución del número de glóbulos rojos.

• Hiperplasia de la pelvis.

• Abortos (toxicidad materna y fetal).

• Disminuciones del peso corporal del feto y la placenta.

• Inflamación del intestino.

• Activación de migraña.

• Aumento de la glucosilación de la hemoglobina (HbA1c) en los diabéticos.

“Cualquier clorocarbono no directamente excretado por el cuerpo intacto puede causar un daño inmenso a los procesos del metabolismo humano y, finalmente, a nuestros órganos internos. El hígado es un órgano de desintoxicación que se ocupa de los venenos ingeridos. Los clorocarbonos dañan los hepatocitos, las células del metabolismo del hígado, y las destruyen. En animales de laboratorio el Splenda produjo hígados inflamados, al igual que todos los venenos clorocarbonados, y también calcificaron los riñones de animales de laboratorio en estudios de toxicidad”.

También puedes ver el siguiente video relacionado

Written by @norismarnavas

Productora de contenido en Cubanos por el Mundo. Locutora certificada. Profesora universitaria. Investigadora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jarabe para la tos hecho en casa

Samsung Galaxy S7, “imposible” de reparar