in ,

Rubio, Cruz y Trump rechazan la política de Obama hacia Cuba

Marco Rubio (izq.) y Ted Cruz, senadores.
Marco Rubio (izq.) y Ted Cruz, senadores/ Flickr
Loading...

Los cuatro aspirantes presidenciales republicanos, Donald Trump, Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich, pusieron en entredicho este jueves la decisión del presidente Barack Obama de restablecer las relaciones diplomáticas con La Habana, reporta Notimex.

Tanto Marco Rubio como Ted Cruz, ambos de ascendencia cubana, criticaron la decisión de Obama de visitar la isla caribeña. / Foto: internet
Tanto Marco Rubio como Ted Cruz, ambos de ascendencia cubana, criticaron la decisión de Obama de visitar la isla caribeña. / Foto: internet

En el último debate republicano antes de las cruciales elecciones primarias de Florida el próximo martes, el senador cubanoestadunidense Marco Rubio sostuvo que desde el anuncio de Obama y Raúl Castro en diciembre de 2014 nada ha cambiado en Cuba, ni en materia democrática ni de derechos humanos.

Loading...

“De hecho las cosas están peor que como estaban antes de esta apertura”, dijo Rubio en medio de ovaciones en el debate en la Universidad de Miami, a solo diez días de la histórica visita del presidente Barack Obama a Cuba del 21 al 22 de marzo.

“Me gustaría una relación entre Cuba y los Estados Unidos de cambio”, dijo, según citó el diario miamense El Nuevo Herald. “Pero requerirá que Cuba cambie también, al menos su Gobierno. Hoy en día, no es así. La cuestión es que después de que estos cambios se hicieron, hay millones y cientos de millones de dólares que fluirán al régimen de Castro (…) Ahora serán capaces de llevar a cabo una transición en la que los militares continuarán en control del país. Van a poner una marioneta como su nuevo presidente. Y nada va a cambiar para el pueblo cubano”, dijo.

Loading...

“No ha habido una sola apertura democrática, ni un solo cambio en la Isla en derechos humanos (…) Lo único que ha cambiado, como resultado de esta apertura, es que ahora el Gobierno cubano tiene más fuentes de dinero con las cuales construir más su aparato represivo para subsistir allí de forma permanente. Y no obtuvimos nada a cambio”.

ap_donald-trump-ted-cruz_ap-photo-e1441974810808-640x480El millonario Donald Trump declaró que mantiene una posición intermedia en el tema de Cuba, pues consideró necesario un cambio después de más de 50 años de una sola política, pero criticó a Obama por la falta de un mejor acuerdo con el Gobierno cubano.

“Lo que quiero es que se logre un mejor acuerdo porque en este momento Cuba le está ganando a nuestro país”, señaló, según Notimex. “Hagamos un acuerdo, pero debe ser hecho de manera inteligente”.

Trump sugirió que como presidente cerraría la embajada de Estados Unidos en Cuba hasta que se concrete un buen pacto.

En su turno, el senador cubanoestadunidense Ted Cruz aseguró que, de llegar a la Casa Blanca, daría marcha atrás a la política de Obama hacia La Habana.

“No deberíamos estar permitiendo que miles de millones de dólares vayan a naciones que nos odian, que vayan a Cuba, que vayan a Irán y usen esos miles de millones de dólares para tratar de asesinarnos”, dijo.

Añadió que tiene una “diferencia fundamental” con Trump porque no se trata de tener un buen acuerdo, sino ningún acuerdo.

El gobernador de Ohio, John Kasich, señaló que como presidente no alentaría la llegada de empresas estadunidenses a Cuba y criticó la totalidad de la política exterior de Obama.

Aunque los temas diplomáticos ocuparon un lugar marginal en el debate, las intervenciones sobre Cuba detonaron sucesivas ovaciones entre la audiencia del sur de la Florida, donde reside una amplia porción del exilio cubanoamericano.

Un debate con menos insultos

El debate de este jueves excluyo los desagradables insultos escuchados en encuentros anteriores. Los republicanos hablaron además de Seguridad Social, el Islam, el comercio y otros temas.

“No puedo creer lo civilizadas que han estado las cosas acá arriba”, dijo Trump.

Ted Cruz y Marco Rubio hallaron abundantes áreas en las que difieren de Trump, pero en general los candidatos se las arreglaron para exponerlas sin entrar en conflicto.

En una amplia discusión sobre la amenaza que representan los musulmanes radicalizados, Trump se negó a retractarse de su reciente afirmación de que “el Islam odia a Occidente”.

Cuando se le preguntó si se refería a todos los musulmanes, el multimillonario respondió: “Me refiero a muchos de ellos”, y advirtió que él no sería “políticamente correcto” al evitar ese tipo de afirmaciones.

“No me interesa ser políticamente correcto. Me interesa estar en lo correcto”, comentó Rubio al respecto. Hizo notar que hay musulmanes en las fuerzas armadas de Estados Unidos y otros que están enterrados en el Cementerio Nacional de Arlington. Dijo que la única forma de solucionar el problema de los extremistas violentos es trabajar con gente de fe musulmana que no sea radical.

Cruz resumió sus críticas a Trump por lo que dijo son soluciones simplistas sobre comercio y sobre los terroristas islámicos, al afirmar: “La respuesta no es solo gritar: ‘China: malo; musulmán: malo”.

Sin embargo, Trump pareció enfocado en proyectar una imagen menos ampulosa y más presidencial.

“Estamos en esto todos juntos”, afirmó al principio, con lo que sonó más como alguien conciliador que provocador, a medida que se esfuerza por unificar al partido detrás de su candidatura. “Vamos a encontrar soluciones. Vamos a hallar la respuesta a las cosas”.

Los rivales de Trump, en un esfuerzo desesperado por detener su marcha hacia la nominación del partido, gradualmente incrementaron sus críticas.

Rubio lanzó un mensaje de amplio alcance: “Sé que a mucha gente le atraen las cosas que Donald dice. El problema es que los presidentes no pueden simplemente decir lo que les venga en gana porque ello tiene consecuencias en todo el mundo”.

Cruz, ansioso por consolidar su posición como la mejor alternativa a Trump, también presentó una serie de críticas al líder de la contienda republicana, y en un momento dado afirmó: “Sus soluciones no funcionan”.

Trump se negó a morder la carnada cuando Cruz criticó repetidas veces sus posiciones en política exterior, y en un momento dado agrupó al multimillonario junto con la precandidata demócrata Hillary Clinton y el secretario de Estado, John Kerry, en el respaldo al acuerdo alcanzado por el Gobierno de Barack Obama con Irán en torno al programa nuclear de ese país.

Trump respondió: “Si Ted estuviera escuchando, me habría oído decir algo muy similar” a lo que Cruz había dicho sobre las fallas de ese acuerdo.

Written by @diariodecuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jencarlos Canela| yoyopress.com

Jeancarlos Canela será un Jesucristo moderno

Conoce al nuevo Ken de proporciones reales (+Video)