in

¡QUE GANE EL MEJOR! Científicos estadounidenses se enfrentar para combatir el Zika (+VIDEO)

Loading...

Mientras el virus del Zika se esparce a toda máquina por América Latina y el Caribe, sin control alguno, por la transmisión de la picadura del mosquito Aedes aegypti, investigadores estadounidenses buscan construir un mapa ultramoderno de ADN que permita hacerle frente la enfermedad con el código genético del insecto.

Científicos de diversas disciplinas que habitualmene compiten por financiamiento, tienen ideas distintas sobre cómo manipular al mosquito Aedes aegypti.

Loading...

El proyecto despegó luego de una serie de publicaciones en Twitterdonde Leslie B. Voshall, una investigadora de la Universidad Rockefeller, reflejaba su frustración. En enero, esta científica comenzó a pedir consejos sobre cómo construir un mapa detallado del ADN del mosquito, justo cuando Brasil informaba sobre un aumento de recién nacidos con cabezas inusualmente pequeñas, aparentemente relacionado con el virus de Zika.

“Me preocupaba que la gente estuviera a la defensiva o paranoica”, comentó en los días en que dirigió las primeras videoconferencias entre los expertos. “Creo que durante mucho tiempo, todos pensamos que el mapa era responsabilidad de otras personas”.

Loading...

Este intento por representar gráficamente el genoma del Aedes aegypti ha recibido poca atención, tal vez porque no conseguirá directamente la cura del virus, así como el mapa del genoma humano no ha curado el cáncer. Sin embargo, puede entrañar posibilidades biológicas cuyas consecuencias ecológicas se consideran un riesgo muy grande.

Pero la historia de cómo surgió el Grupo de Trabajo sobre el Genoma Aedes nos permite ver cómo avanza la ciencia, impelida por sus propios intereses, nuevas tecnologías y las urgentes necesidades sociales. La labor de estos expertos refleja las esperanzas en una nueva forma de lucha genética que podría usarse a medida que crece la gama de enfermedades transmitidas por los insectos junto con nuestra habilidad para analizar los detalles de su ADN.

Y la necesidad de controlar al mosquito Aedes aegypti, que también es portador de la fiebre amarilla y otros virus, no parece que terminará con este brote. A pesar de la elaboración de una vacuna que ha salvado millones de vidas, la fiebre amarilla sigue matando a 30.000 personas al año.

“Si vamos a controlar a la criatura, tenemos que conocerla de cabo a rabo”, afirmó Jeffrey Powell, un investigador de la Universidad de Yale, quien fue uno de los primeros en unirse al equipo de Vosshall. “Tener toda la secuencia genómica de la bestia nos dará una comprensión fundamental de su biología, lo cual no se puede obtener de otro modo”.

Una herramienta poderosa

La cartografía genética que capturó la imaginación del público en el año 2000 cuando se publicó un borrador de la secuencia del ADN humano, se ha convertido en una herramienta fundamental de la biología molecular contemporánea que se usa para estudiar cómo evolucionan los seres vivos, cómo se desarrollan, se enferman y se comportan.

Desde 2007 existe una especie de mapa genómico del Aedes aegypti, pero los científicos dicen que es sorprendentemente imperfecto: está fragmentado en 36.206 pedazos, algunos aparecen mal ensamblados, faltan cientos de genes y otros se duplicaron por error.

Continuar leyendo en The New York Times 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maduro declara una “guerra energética” a los secadores de pelo (+Video)

Policías balseros buscan protección en EE.UU.

Policías balseros buscan protección en EE.UU. (VIDEO)