in

¡OBSESIÓN! El régimen sigue su ‘crónica social’ sobre la descendencia de los cinco espías

Loading...

El portal oficial Cubadebate resaltó que el bebé, Luis Alejandro Guerrero, nació en el Día Internacional de los Trabajadores en el hospital ginecobstétrico Ramón González Coro, de La Habana. Debe su primer nombre al abuelo materno y el segundo a Fidel Castro.

antoniog020516El reporte incluyó varias fotos del nacimiento del niño, fruto de la relación entre el espía y la diseñadora y fotorreportera del semanario oficialista Opciones Yailín Alfaro. Se encargó de escribirlo Arleen Rodríguez Derivet, una de las principales figuras de la prensa castrista.

Esta es la segunda vez que los medios cubanos se ocupan de la descendencia de los espías. La primera fue por el nacimiento de Gema, la hija de Gerardo Hernández y Adriana Pérez, también reportado por Derivet.

Loading...

Gema Hernández fue concebida cuando su padre aún estaba en prisión, gracias a que el Gobierno de Barack Obama permitió que semen del espía fuera sacado de Estados Unidos para fecundar a su esposa.

La prensa oficialista ha llevado un registro detallado del crecimiento de Gema, incluido su primer cumpleaños, una visita del actor estadounidense Danny Glover y una aparición de la niña en la Mesa Redonda.

Loading...

Al igual que Gema, Luis Alejandro Guerrero nació por cesárea.

Según su padre, solo unas horas antes le decía a Raúl Castro, durante el desfile del 1 de mayo, que su hijo estaba por nacer. “Pero no sabía que iba a ser tan pronto”, comentó el espía. “Crece la familia de los cinco”, agregó.

Antonio Guerrero y Gerardo Hernández fueron liberados en diciembre de 2014, como parte de las negociaciones entre Raúl Castro y Obama para iniciar el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Además de ellos quedaba en prisión Ramón Labañino. Antes habían regresado a la Isla René González y Fernando González.

Los cinco fueron encontrados culpables en 2001 de actuar como agentes extranjeros no registrados, intentar penetrar bases militares estadounidenses y grupos del exilio, entre otros cargos.

Gerardo Hernández, cabecilla del grupo, fue condenado a dos cadenas perpetuas por responsabilidad en el derribo en aguas internacionales, por parte de aviones del Ejército cubano, de dos avionetas de la organización de exiliados Hermanos al Rescate. En ese hecho murieron cuatro personas.

Desde que regresaron a la Isla, el régimen ha convertido a los espías en viajeros propagandistas de su mensaje. Con frecuencia, los exagentes viajan al exterior con sus familiares.

Tomado de: Diario de Cuba

Written by @diariodecuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alemania se une con fuerza a la lucha contra el EI

El Estado Islámico estaría reclutando jóvenes en el Caribe para combatir en Siria

Luces del Obama-Castro