in ,

El régimen designa al espía Ramón Labañino como vicepresidente de la ANEC

Ramón Labañino.
Ramón Labañino.
Ramón Labañino.
Ramón Labañino.

El Gobierno designó al espía Ramón Labañino como vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) para Actividades Profesionales, un cargo que asumió el pasado 16 de mayo y de lo cual dio cuenta este domingo el diario oficial Juventud Rebelde.

Según el medio, Labañino recibió el carné que lo acredita como asociado de la organización estatal en un acto efectuado en la sede nacional de la ANEC. Citó un comunicado de la vicepresidencia de Comunicación e Información de la entidad y no precisó si el mencionado acto tuvo lugar antes o después de su designación en el alto cargo.

El agente había sido acogido ya en la ANEC como Miembro de Honor.

El presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, Oscar Luis Hung Pentón, ofreció formalmente la bienvenida al espía, quien manifestó sentirse “orgulloso de poder compartir con sus hermanos” y dijo que “honraría el carné recibido, al aportar al desarrollo económico del país desde la nueva trinchera”.

Hace apenas dos días, la prensa oficial dio a conocer el nombramiento de otro de los cinco agentes, de Gerardo Hernández, como nuevo vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI). Fue presentado el jueves pasado por el canciller Bruno Rodríguez.

Ramón Labañino fue uno de los últimos en ser liberados junto con Gerardo Hernández y Antonio Guerrero, como parte de las negociaciones entre el general Raúl Castro y el presidente Barack Obama. Antes habían regresado a la Isla René González y Fernando González.

Los cinco espías fueron encontrados culpables en 2001 de actuar como agentes extranjeros no registrados en Estados Unidos, intentar penetrar bases militares norteamericanas y grupos del exilio, entre otros cargos.

Gerardo Hernández, cabecilla del grupo, fue condenado a dos cadenas perpetuas por responsabilidad en el derribo en aguas internacionales, por parte de aviones del Ejército cubano, de dos avionetas de la organización de exiliados Hermanos al Rescate. En ese hecho murieron cuatro personas.

Desde que regresaron a la Isla, el régimen ha convertido a los agentes en voceros propagandistas de su mensaje en viajes alrededor del mundo.

Publicado en Diario de Cuba

Written by @diariodecuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Oficialistas en acto de repudio frente a la sede de las Damas de Blanco.

Otro despliegue represivo del régimen busca frustrar la campaña #TodosMarchamos

Dairon Blanco escapa de Cuba.