in ,

¡LOS SACAN! Cuentrapropistas serán desalojados de sus locales en Fin de Siglo

Trabajadores por Cuenta Propia han trabajado durante años en esos locales / Foto: Diario de Cuba
Trabajadores por Cuenta Propia han trabajado durante años en esos locales / Foto: Diario de Cuba
Trabajadores por Cuenta Propia han trabajado durante años en esos locales / Foto: Diario de Cuba
Trabajadores por Cuenta Propia han trabajado durante años en esos locales / Foto: Diario de Cuba

El hecho de verlos progresar le causa dolor a mas de uno dentro de la mal llamada «revolución«. Los cuentapropistas de la famosa feria de locales llamada Fin de Siglo en todo Centro Habana, han recibido noticias alarmantes para sus trabajos y es que el Estado planea desalojarlos.

Esta posibilidad les fue asomada luego de que funcionarios de la Empresa Provincial de Comercio y la Central de Trabajadores de Cuba los convocaran a una reunion para tratar diversos puntos, entre ellos el desalojo

Hasta los momentos el encuentro no ha podido darse pues la falta de fluido electrico entorpeció el mas reciente intento.

¿Por que el desalojo? 

Uno de los pretextos por parte de las autoridades para sacarlos del local es recuperar la tienda Fin de Siglo que fue punta de lanza del comercio durante los inicios del gobierno castrista. Otro es que el Inmueble se encuentra en deplorables condiciones.

Esta justificación genera disgusto entre los trabajadores, pues el contrato con la Empresa de Comercio establece que el 30% de la recaudación del alquiler del lugar debe ser destinado a reparaciones. El área por cuenta propia de Fin de Siglo aporta al presupuesto del Estado aproximadamente 2.700.000 pesos cubanos cada año (unos 108.000 dólares), solo por concepto de arrendamiento.

"<yoastmark

Vendedores y artesanos de Fin de Siglo —quienes pidieron que sus nombres fueran cambiados para este reporte— se preguntan qué se ha hecho con esos fondos durante la década que llevan ya en el lugar.

En noviembre de 2012, relatan, el Gobierno les informó sobre la realización de obras de restauración. Los ejecutores del proyecto serían la empresa de construcción SECONS y Diseño Ciudad Habana (DCH).

Pero «eso nunca sucedió, porque la empresa de Comercio a la cual se le arrienda el local no cumplió con los términos del contrato. Sabemos que llegaron a hacer un apuntalamiento en la planta alta, que después alguien ‘de arriba’ mando a quitar, a pesar de la seguridad que representaba para nosotros», recuerda Lili, una de las cuentapropistas.

«Después vino una brigada, hizo algunas reparaciones y desapareció. Nunca se nos dijo a dónde fueron a parar el dinero, los materiales. Pedimos la información y nos dijeron que no tenían por qué rendirnos cuentas», añade.

Los trabajadores del lugar aseguran que han manifestado su disposición de asumir la rehabilitación con esfuerzo propio y constituir una cooperativa no agropecuaria, fin para el cual incluso contrataron un abogado. Como cooperativa, podrían rentar el local con mayores garantías en cuanto a tiempo.

Lo que desean, dicen, es un lugar donde mantener la feria unida; no separarla en pequeños locales, sino establecerla en un punto permanente, que pudiera ser, sugieren, la tienda Flogar, también en Centro Habana.

«Si nos van a trasladar, ¿por qué no se reúnen con nosotros? ¿Por qué tanto secretismo? Necesitamos un lugar fijo, porque en cada traslado tenemos que cambiar los mecanismos de venta, adaptarlos a los clientes de la zona», se queja Jorge, cuentapropista desde hace más de 15 años.

Con información de Diario de Cuba

 

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ancianos en Cuba.

#OPINIÓN – La emigración de los viejos

¡SIGUE SUMANDO! Canal Cubamax aterriza en otra cableoperadora norteamericana