in

Coppelia, una experiencia nada refrescante

Así luce Coppelia tras su reinauguración. foto: A. Zamora
----- Publicidad ---

«Dos horas de cola abajo para llegar a la torre, y hora y media después para que me atendieran arriba», expresa una usuaria consultada Yaquelín. «En un salón donde debían trabajar tres personas, había una sola camarera y la mitad de las mesas estaban vacías».

En la semana de reinauguración de Coppelia para celebrar sus 50 años de aniversario, la muy conocida heladería ha sido mejorada con obras de iluminación, reparaciones en los techos y jardinería. Ajustes que fueron presentados a todos con gran alboroto como nueva y recargada en el Noticiero Nacional de Televisión (NTV).

Así luce Coppelia tras su reinauguración. foto: A. Zamora
Así luce Coppelia tras su reinauguración. foto: A. Zamora

La crisis en la isla no deja nada por fuera, ni a esta heladería a la cual muchos acuden en busca de un grato momento de compartir. Lo increíble en todo esto es que tras los arreglos realizados a nivel estructural, continúan las fallas que por largo tiempo han padecido sus usuarios: un mal servicio.

Los meses de julio y agosto son de vacaciones escolares, por lo tanto son las fechas en las que acude más público a Coppelia, adicionalmente es una de las pocas opciones de recreación accesible al bolsillo del cubano promedio. La clientela no puede comprender por qué reforzar el personal no está entre las prioridades de la administración, al menos por estos meses y así aprovechar mejor la temporada.

«Con la cantidad de restaurantes estatales vacíos en El Vedado podrían contratar a los camareros aquí por estos dos meses», propone una abuela cuyos dos nietos fallan en la labor de no aburrirse en la cola. «Me imagino que no lo hacen por cuestiones de burocracia».

Es lamentable que detalles como la variedad ofertada al público no se respete ni se trate con seriedad; los ocho sabores anunciados, según el reportaje hecho por NTV, para los visitantes de la heladería se concretan en un «lo que quede».

«La mitad de lo que dicen en el noticiero le puedes poner el cuño que es mentira», relata Idalmis al salir. «Lo único que había allí adentro era caramelo y coco. Nada de rizados de fresa y chocolate, naranja piña o fresa bombón, como decía la tablilla».

Entonces, luego de pasar al rededor de tres horas esperando por ser atendidos, los visitantes llegan ataviados de calor y falsas expectativas ya que no pueden contar con variedad de sabores.

«Es que cualquiera de esos sabores y especialidades pueden entrar en cualquier momento y habría que borrar las tablillas constantemente», -lamentablemente y sin responsabilizarlo de manera directa- se justifica un trabajador de Coppelia.

Finalmente, los mismos problemas que tiene Coppelia son transferencia de los problemas de Cuba en general: fallas en la distribución de las responsabilidades, mala atención a los visitantes-al pueblo cubano- a la gran mayoría, incoherencia e improvisación en cuanto recursos y bienes ofertados.

Con información de diariodecuba.com 

 

 

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alaska será una de las primeras compañías estadounidenses para volar vuelos comerciales a la capital cubana.

Alaska Airlines operará vuelos diarios a La Habana desde Los Ángeles

¿Con qué invento le pudo ganar la guerra España a Cuba?