in ,

CENSURA EN CUBA: Nombres y apellidos de represores del régimen

José León Díaz, subdirector de la revista “Revolución y Cultura”, fue el encargado de ejecutar la sanción contra la joven Yanelys Núñez Leyva, coautora, junto al artista Luis Manuel Otero Alcántara, de la obra “Museo de la Disidencia en Cuba”, un sitio on-line que ha molestado no tanto a las autoridades del Ministerio de Cultura sino a los oficiales de la Seguridad de Estado, verdaderos administradores de la política cultural cubana.

Según se expresa en la resolución no. 20 del 2016, emitida por la llamada “unidad de apoyo” del nivel central del MINCULT, Núñez Leyva, como trabajadora de una institución oficialista, habría incurrido en una “indisciplina muy grave” al ofrecer una entrevista a un medio de prensa como CubaNet, además por habérsele encontrado en su computadora “trazas” de haber accedido a sitios alternativos como Havana Times y Cubanet.org.

Fechada el 27 de junio del año en curso, la resolución condenatoria retiene el salario de la joven historiadora del arte y la obliga a renunciar a su puesto de trabajo por “no resultar confiable” y por haber cometido “una acción de comunicación mal intencionada” que “daña” la imagen “del sistema, organismo o país”, de igual modo, le prohíbe acceder a un empleo en una institución cultural estatal durante un periodo de 4 años, siempre y cuando Yanelys pueda demostrar que se ha “rehabilitado” ideológicamente, según se infiere del texto de la sanción.

En los últimos dos años, las instituciones culturales cubanas regidas desde el Ministerio de Cultura han sido obligadas desde el Ministerio del Interior a reforzar su tradicional política de censura, como un retorno al clímax de intolerancia ideológica de los años 70 y como medida desesperada para ocultar y silenciar el descontento creciente entre los intelectuales y artistas cubanos.

La revista “Revolución y Cultura”, de donde ha sido expulsada Yanelys Núñez Leyva, es el órgano oficial del Ministerio de Cultura de Cuba, sin embargo, debido a su contenido poco interesante y desactualizado, su largo historial de censura y exclusiones, así como su deficiente distribución, desde hace varios años no tiene influencia alguna en el panorama intelectual de la isla donde, de manera jocosa, se le conoce como “Revoltura”.

Publicado originalmente en Cubanet 

Written by CubaNet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡DE LO ÚLTIMO! Discurso de Melania Trump, una copia de Michelle de Obama (+COMPARACIÓN)

DESTITUIDO: Equipo de voleibol cubano