in ,

El cubano mejor ubicado en el atletismo de Río 2016 es español (+Video)

Orlando Ortega llega a la meta en la final de los 110 metros con vallas. (EFE)
Orlando Ortega llega a la meta en la final de los 110 metros con vallas. (EFE)
Loading...
Orlando Ortega llega a la meta en la final de los 110 metros con vallas. (EFE)
Orlando Ortega llega a la meta en la final de los 110 metros con vallas. (EFE)

Ya es oficial, tras la eliminación de Yarisley Silva en la final de salto con pértiga, el cubano mejor ubicado en el atletismo de los Juegos Olímpicos Río 2016 es Orlando Ortega, nacionalizado español, ganador de la medalla de plata en los 110 metros con vallas.

Los otros cubanos que lograron subir al podio fueron Denia Caballero, bronce en el lanzamiento del disco, y Yasmani Copello, que ahora es turco y obtuvo la medalla de bronce en los 400 metros con vallas.

En los últimos años el atletismo cubano ha obtenido los mejores resultados en las áreas de salto y lanzamiento, con Silva, la discóbola Caballero, Leonel Suárez —que ha visto disminuido su desempeño por sucesivas lesiones— y el triplista Pedro Pablo Pichardo, quien no participó en los Juegos Olímpicos también por una lesión. El séptimo lugar de Yorgelis Rodríguez en el heptatlón fue muy meritorio.

Loading...

Pero en la pista los corredores cubanos han dejado que desear. Se han visto faltos de fuerza, incapaces de llegar a finales o lograr al menos sus mejores marcas en la mayoría de los casos (el relevo 4×400 masculino logró ubicarse en la final).

En contraste, Ortega y Copello han alcanzado los mejores resultados de sus carreras deportivas compitiendo bajo las banderas de otras naciones.

Loading...

Ortega había sido sexto en Londres 2012. Por su parte, Copello había obtenido plata en los Juegos Centro Americanos y del Caribe, y oro en el relevo 4×400 en el Campeonato Iberoamericano de Atletismo, ambos eventos en 2008. En los Juegos del Alba de 2007 y 2009, también obtuvo medallas de plata y oro, en vallas y relevos, respectivamente. Ahora, ostenta el bronce olímpico.

Abandonar la selección nacional ya no es solo la mejor opción para tener una economía digna del talento y los resultados y, sobre todo, libertad. Parece ser también la mejor opción para alcanzar un nivel más alto como atletas.

El boxeador Lorenzo Sotomayor, nacionalizado azerbaiyano, en Cuba integró la preselección. En Río, integró el equipo de un país con tradición en el boxeo y derrotó inobjetablemente al cubano Yasnier Toledo, que lo había vencido varias veces en la Isla.

Tras la pelea, algunos aficionados comentaron en las calles cubanas “aquí, el Sotomayor ese no era nadie, y mira ahora”.

Estas parecen ser las olimpiadas de los cubanos nacionalizados, pues hasta el sobrino de Alberto Juantorena, titular de la Federación Cubana de Atletismo (FCA), integra el equipo italiano de voleibol que discutirá la final frente a Brasil.

Pese a que Yasmani Copello y Orlando Ortega habían logrado algunos resultados en eventos, como parte de la delegación cubana, en la Isla muchos no sabían o no recordaban quiénes eran. Durante las transmisiones televisivas de la Liga del Diamante en 2015, los narradores deportivos cubanos se las arreglaron para pasar por encima de Ortega sin mencionar su nombre. En el Mundial de Atletismo de ese año, en el que no pudo participar, no dijeron que poseía la mejor marca del año en los 110 metros con vallas, ni que dicha marca no fue superada por el ganador de la prueba.

Durante la Liga del Diamante de 2016, en la que ha competido con muy buenos resultados representando a España, nuestros narradores no han podido ignorarlo. Ahora, tras la carrera que lo convirtió en subtitular olímpico, “recordaron” que es fruto de la escuela cubana de vallas, que ha tenido otros medallistas olímpicos como Anier García y Dayron Robles. O sea, si no puedes derrotarlo y encima tienes que mencionar su nombre, atribúyete algo del mérito.

Algunos esperábamos ver en Río un duelo entre un Dayron Robles, que tras desertar regresó, y un Orlando Ortega que no miró atrás. Quizás el resultado habría respondido la pregunta ¿el error es irse o regresar? Pero Robles no llegó a las Olimpiadas por una lesión.

Los funcionarios del deporte en Cuba tienen mucho trabajo por delante para recuperar el terreno perdido en el atletismo. Pero, sobre todo, para que los atletas de la Isla no tengan que enfrentar, y verse superados, por deportistas descontentos que abandonan las delegaciones cubanas y prefieren competir por otros países.

Fuente: Diario de Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Combo de Guillermo Toledo y Orlando Ortega.

Willy Toledo llama “gusano” a Orlando Ortega, el vallista de origen cubano que logró la plata para España

Se agrava la situación de los emigrantes cubanos varados en La Miel, Panamá