in ,

La OFAC sanciona a un activo defensor del acercamiento Washington-La Habana

OFAC también presentó cargos más detallados contra Fox, en relación con un segundo viaje en septiembre del 2011 de una delegación de 15 personas

Albert A. Fox Jr.
Albert A. Fox Jr. (SAINTPETERSBLOG.COM)
Albert A. Fox Jr.
Albert A. Fox Jr. (SAINTPETERSBLOG.COM)

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro ha abierto un proceso legal contra Albert A. Fox Jr, un activo defensor del proceso de acercamiento a La Habana que ahora enfrenta una multa de 100.000 dólares por violaciones de las leyes del embargo en dos viajes a la Isla, informó El Nuevo Herald.

OFAC asignó el caso a finales de julio al juez Michael J. Devine, de la corte administrativa de la Guardia Costera en Baltimore. La medida, que llega en pleno proceso de normalización de relaciones diplomáticas, restituye los llamados “juicios por viajes a Cuba”, suspendidos desde la administración de George W. Bush.

Según los documentos oficiales del caso a los que tuvo acceso el diario miamense, OFAC acusa a Fox, presidente de la Alliance for Responsible Cuba Policy Foundation con sede en Tampa, de haber realizado transacciones prohibidas relacionadas con dos viajes a la Isla, entre ellas proveer servicios de viajes no autorizados a cinco miembros de la International Association of Drilling Contractors de Houston —quienes viajaron a Cuba en agosto del 2010— e involucrarse en actividades de negocios no autorizadas, incluidas reuniones con funcionarios del Gobierno cubano.

OFAC también presentó cargos más detallados contra Fox, en relación con un segundo viaje en septiembre del 2011 de una delegación de 15 personas, quienes viajaron en el vuelo inaugural de la nueva ruta aérea Tampa-La Habana.

Según el caso presentado por esa Oficina, Fox habría gestionado el alojamiento de la delegación en el Hotel Nacional, los pagos para los boletos aéreos con Xael Charters, el transporte en la Isla con Havanatur, las comidas durante el viaje y las visas de algunos miembros de la delegación.

El abogado de Fox, Arthur Heitzer, dijo a El Nuevo Herald que Fox había obtenido licencias especiales de OFAC para los dos viajes en cuestión para “actividades humanitarias” y no habría obtenido remuneración.

También insiste en que su cliente habría estado “doblemente cubierto” por la licencia especial y por una licencia general para “investigación profesional”. Heitzer consideró que Fox era “un experto en las relaciones EEUU-Cuba” y como tal sus viajes también tenían la intención de recopilar información para su desempeño profesional.

Asimismo, dijo que su cliente había trabajado con proveedores de servicios de viajes autorizados y que no había pagado directamente al personal cubano.

Aunque la Administración ha asegurado que el embargo se mantiene en pie y el Departamento del Tesoro ha multado con grandes sumas a bancos y compañías que realizaron transacciones no autorizadas con Cuba, con la expansión de las licencias para los viajes a la Isla y más recientemente con el restablecimiento de los vuelos comerciales, la prensa había especulado sobre si las autoridades realmente estarían verificando que los viajeros estadounidenses cumplan con las regulaciones establecidas.

Una revisión de las multas impuestas por OFAC en los últimos años, muestra que las sanciones a individuos decrecieron dramáticamente a partir del 2009, cuando el presidente Barack Obama ocupó la Casa Blanca.

Aunque las acciones contra bancos y compañías se han mantenido, ni un solo individuo había sido sancionado por transacciones relacionadas con Cuba durante su segundo mandato.

Publicado en Diario de Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡De viva voz! Sepa ¿Qué errores encontró el hijo de Pablo Escobar en la popular serie ‘Narcos’?

Un policía cubano causa furor en las redes sociales mira porque…