in ,

¡CRUENTO! Policías nacionales venezolanos acribillan a supervisora de otra policía

A la supervisora de Polimaracaibo, la hirieron en la pierna y en el brazo izquierdo, cuando ingresaron en la casa donde se encontraba compartiendo con familiares

Yeisi Carolina Peña Mamber, policía acribillada en Maracaibo, Zulia
Loading...
Yeisi Peña junto a su madre / Captura de pantalla
Yeisi Peña junto a su madre / Captura de pantalla

Yeisi Carolina Peña Mamber, de 43 años, quien fue asesinada cuando siete funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) irrumpieron a medianoche en la residencia de un familiar con armas largas y vestidos de civil, en un barrio del municipio Maracaibo, estado Zulia.

Los funcionarios Nairin Perozo, José Arrieta,  Adrián Sánchez, Johadri Carnavalin, Jorge Pacheco, Ramón Martínez y Jorge Gutiérrez entraron en la residencia de Carmen Gutiérrez, familiar de la víctima y apuntaron con armas largas y cortas a sus acompañantes, Peña y su esposo, Francisco Mavo.

“Aquí se murieron todos”, recordó ayer la sobreviviente en la morgue forense, en entrevista con un medio venezolano. Gutiérrez explicó que “ninguno estaba uniformado”. “

Loading...

“Nosotros les decíamos que ella era funcionaria y no les importó, a su esposo y a mi nos golpearon” expresó con un nudo en la garganta. 

A la supervisora de Polimaracaibo, la hirieron en la pierna y en el brazo izquierdo, cuando ingresaron en la casa donde se encontraba compartiendo con familiares.

Loading...

Los vecinos escucharon las detonaciones y se acercaron a la residencia. No los dejaron pasar. Un grupo se quedó afuera de la casa. Solo gritaban que “perseguían a dos ladrones y se metieron allí. Que eso era un enfrentamiento, pero los supuestos ladrones no se vieron nunca”, comentó una vecina.

Los pnb llamaron refuerzos. Evelio Peña, hermano de la mujer policía, contó que cuando llegó al sitio ocho patrullas y motorizados estaban frente a la casa. “No me dejaron pasar y cuando la sacaron no querían decir a qué hospital la llevarían, solo decían que iban al más cercano, tampoco dejaron que un familiar los acompañara. La tiraron como un perro en una de las patrullas y se la llevaron”.

Oscuridad en el caso 

Cuando la supervisora ingresó al Hospital Universitario presentaba heridas que no se correspondían a las recibidas en la vivienda. En la costillas derechas, otra en las costillas izquierdas, una en la cara posterior de la pierna izquierda; una en la cara externa de la pierna izquierda; una en la cara interna de la pierna izquierda; dos en el antebrazo izquierdo; una herida rasante en la región abdominal derecha y escoriaciones en la mano derecha.

En los interrogatorios, los detenidos sostuvieron que Peña se les enfrentó con su arma de reglamento. Pero las investigaciones determinaron que ninguno de ellos reportó el operativo. Salieron de su comandancia en San Francisco para buscar ropa y a las pocas horas les informaron a sus superiores sobre su arresto.

“Uno de ellos admitió en el barrio que se habían equivocado, que le dispararon a una policía”, denunció un vecino en la morgue forense.

Norelis Peña, hermana de la occisa, grababa con su celular el maltrato que los policías le daban a la comunidad por querer ayudarla, al notar que estaba grabando la tomaron por el pelo e intentaban quitarle el teléfono.

Los residentes del barrio 24 de Septiembre recordaban en la morgue las súplicas de Yeisi. “Cuando la montaban para trasladarla seguía viva”, aseguró Maxirú López, amiga de la infancia. Repetía que llamaran a sus superiores porque ellos “la iban a matar”.

Con información de La Verdad 

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

82 migrantes cubanos retenidos en Gran Caimán

Cubanos en Panamá piden habilitar una “ruta humanitaria” para llegar a EE.UU. (+VIDEO)