in

Elisa: la joven juez cubana asesinada en Madrid

Tras una fulgurante carrera como magistrada en La Habana, se trasladó a Madrid para labrarse un futuro lejos de la isla, pero tenía que empezar prácticamente de cero

Elisa fue una destacada juez cubana, pero fue asesinada cruelmente en España | elconfidencial
Elisa fue una destacada juez cubana, pero fue asesinada cruelmente en España | elconfidencial
Elisa fue una destacada juez cubana, pero fue asesinada cruelmente en España | elconfidencial

Tras una fulgurante carrera como magistrada en La Habana, se trasladó a Madrid para labrarse un futuro lejos de la isla, pero tenía que empezar prácticamente de cero

Elisa C. G. (La Habana, 1985) era un niña alegre, trabajadora, con un hondo sentido del humor, una enorme facilidad para relacionarse y una natural atracción hacia la justicia. Así la recuerdan sus amigos, que destacan su «perspicaz inteligencia», sus «monumentales valores» y su permanente «sonrisa de oreja a oreja». No en vano tenía en su casa dos referentes de gran nivel: una madre luchadora, forense y especialista en medicina legal en la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y un padre abogado, militar, teniente coronel de inteligencia del Ejército de Raúl Castro

Creció por lo tanto en un ambiente acogedor. Estudió el bachillerato en el Instituto Vocacional Lenin y la carrera de derecho, en la Universidad de La Habana. Pero, como era inquieta y deportista, no se limitó únicamente a estudiar –acabó la licenciatura con un 9,78 de media– durante su estancia en la Facultad de Derecho. También tuvo tiempo para jugar al fútbol sala, hacer amigos por todas partes, seguir practicando el inglés, el francés y el alemán, derrochar sensibilidad social y soñar, como muchos jóvenes de la isla, con vivir en Europa o en Estados Unidos.

Tras graduarse, ejerció como jueza en los tribunales cubanos, donde –como explican quienes compartieron toga con ella– destacó por su «pericia y alto sentido ético». En poco tiempo se convirtió en un «sólido referente profesional» para sus compañeros, explican estos mismos en una carta remitida a un periódico cubano de Miami. Fue magistrada de la Sección Laboral del Tribunal Municipal Popular de La Habana en 2008. Un año después pasó a la Sección Civil y, meses más tarde, a la Penal. En 2010 se trasladó a la Sección de Delitos Económicos y ese mismo año fue nombrada presidenta de la Sección Especial Penal del citado Tribunal Municipal Popular de la capital cubana.

Elisa C. G.
Elisa C. G.| elconfidencial

Una carrera fulgurante a la que solo ella misma podía poner freno y por un único motivo, seguir creciendo fuera de Cuba. En 2011 decidió hacer realidad su sueño. Dejó la judicatura y se lanzó a hacer un Máster en Abogacía Internacional en el Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE) de la Universidad de Columbia en Madrid. No lo terminó por motivos económicos, pero la matrícula le permitió quedarse en Madrid y buscar trabajo.

Su título de Derecho obtenido en Cuba, sin embargo, no le permitía ejercer la abogacía en España. Tenía que hacer un curso y un máster para convalidar su licenciatura a las exigencias que impone Bolonia en la Unión Europa. En el periódico encontró un anuncio de un puesto de trabajo que se adecuaba perfectamente a su situación. Euroasia Legal Inmobiliaria necesitaba una asistente para temas jurídicos. Este empleo le permitiría seguir vinculada al derecho y ganar un dinerillo para mantenerse en el piso que había alquilado junto a amigos cubanos de la infancia y poder seguir estudiando para homologar su título y ejercer como abogada en España. Elisa hizo una entrevista y la escogieron.

Puede continuar leyendo en elconfidencial

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué la administración Obama no se concentra en defender a reclamantes certificados?

Matthew se debilita, pero aun golpea a EEUU: 17 muertos y miles sin energía