in ,

Muere el expresidente uruguayo Jorge Batlle, quien rompió relaciones con La Habana en 2002

Loading...

El expresidente de Uruguay Jorge Batlle murió este lunes luego de estar diez días internado en cuidados intensivos, después de ser operado de un coágulo producto por un fuerte golpe en la cabeza, informaron legisladores.

Batlle, que el martes habría cumplido 89 años, se encontraba en el Sanatorio Americano de Montevideo luego de ser trasladado desde el Hospital de Tacuarembó, ubicado a 400 kilómetros al norte de la capital, donde fue operado para descomprimir su cerebro, presionado por un coágulo.

El político del centroderechista Partido Colorado (PC), que gobernó Uruguay entre el año 2000 y 2005, no reaccionó luego de la disminución de sedantes y murió el lunes por la noche, informó a Reuters el legislador José Amorín, del PC.

Loading...

“Falleció como consecuencia del grave estado en que se encontraba”, dijo el centro médico en su página web. “Lamentablemente, el esfuerzo realizado por todo el equipo de salud no fue suficiente para revertir el cuadro clínico” con el que fue ingresado, continuó.

Batlle perdió el conocimiento y se tropezó cuando pretendía retirarse de una cena con dirigentes políticos. Los médicos advirtieron luego de la operación que tenía lesiones cerebrales significativas.

Loading...

El exmandatario fue una figura reconocida por las altas y bajas de su gobierno y por formar parte de una familia con historia política.

Nacido un 25 de octubre de 1927, fue hijo del también presidente Luis Batlle Berres y era sobrino nieto de José Batlle y Ordóñez, mandatario y reconocido reformista quien separó al Estado de la Iglesia, procuró mejoras de las condiciones laborales y el divorcio por iniciativa de la mujer. También, fue bisnieto del expresidente uruguayo Lorenzo Batlle.

Llegó al Gobierno en el año 2000, luego de cinco candidaturas fallidas, pero antes fue diputado y senador. Era abogado y ejerció el periodismo, realizando labores como columnista, reportero, secretario de redacción y director.

Durante su gestión, el país entró en una de las peores crisis financieras y económicas de su historia. La devaluación brasileña del 1999 sumado al corralito argentino del 2001 y el estancamiento local se concretaron en un duro golpe para Uruguay.

A pesar de este panorama, al inicio de su mandato Batlle fue aplaudido por su gestión sobre derechos humanos..

Por otra parte, cortó relaciones diplomáticas con La Habana después de ser insultado por Fidel Castro, quien aseguró que Batlle era “un judas, un genuflexo y un mentiroso de los grandes” por haber criticado ante la Organización de Naciones Unidas la violación a los derechos humanos imperante en la Isla.

Las relaciones con La Habana fueron restablecidas más adelante en 2005, durante el primer Gobierno de Tabaré Vázquez.

Con información de Agencias.

Written by Edu Ascanio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muestras de arte cubano se presentan en capital de Perú

Human Rights Watch pide una ‘fuerte presión internacional’ ante la ‘profunda crisis humanitaria’ venezolana