in ,

Trump tiene simpatizantes en La Habana

Donald Trump speaking with supporters at a campaign rally at Veterans Memorial Coliseum at the Arizona State Fairgrounds in Phoenix, Arizona
Donald Trump speaking with supporters at a campaign rally at Veterans Memorial Coliseum at the Arizona State Fairgrounds in Phoenix, Arizona | Foto: Gage Skidmore (flickr.com)

Las simpatías en torno a la inesperada victoria electoral del magnate neoyorquino Donald Trump tuvieron un insólito antecedente habanero cuando el 21 de octubre del presente una decena de personas se reunieron en el concurrido parque La Normal, calzada de Infanta, esquina a Manglar, portando carteles propios de la candidatura Trump-Pence.

Según relata uno de los participantes, Mario Hechavarría Driggs, en su blog La Santanilla, la represión no se hizo esperar, 4 de ellos debían viajar a Colombia invitados por el Centro de Estudios de Derechos radicado en Bogotá:

“Autoridades del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) trasmitieron personalmente la negativa—no podían viajar— a cada uno, argumentando que se hacía luego de que participaran en un mitin pro la candidatura de Donald Trump en el parque La Normal, de La Habana.”

Lo que antes fue una solitaria premonición, ahora es comidilla en otros parques habaneros, comenzamos por la peña del Parque Central, devenida más política que deportiva:

A Obama le echaron con el rayo cuando el Comandante hizo su reflexión, ningún presidente estadounidense les conviene.

Pues entonces que les toque el duro, a ver si lo respetan, al otro se le reían en la cara, dame más, nada te doy a cambio, y que siga el pollo por pescado.

No creo que Trump vaya a cambiar las cosas aquí adentro, los Castro mandan, se van a morir ahí, sin importarles quien gobierna en los Estados Unidos. Esto lo tienen bien controlado.

Nos vamos al parque de la Fraternidad Americana, un guía callejero muestra a los turistas el escudo del país norteño en la verja que rodea la emblemática Ceiba, plantada en 1928 con tierra de las naciones americanas todas.

La gente opina con cierta calma, sentada en los bancos deteriorados por el continuado robo de sus maderas:

Le ganó a la Clinton porque fue decidido, firme, eso es lo necesario si quieren enfrentarse a esta pandilla. (Alude a los gobernantes de Cuba)

Nada bueno nos espera, si el loco electo aprieta, se acaban las medidas de Obama, al menos suavizó la cosa.

Réplica: suavizó para beneficio de los gobernantes, tú sigues con más de lo mismo, ¿a ver si han mejorado las cosas para nosotros los jubilados?

El consenso es que nadie esperaba la victoria del multimillonario, hasta los medios oficiales, más o menos disimuladamente, querían seguir el juego con lo que en Estados Unidos llamaron “un tercer mandato de Obama”. Después del resultado electoral, las lenguas se sueltan.

Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), dio a conocer este jueves 10 de noviembre la escueta felicitación del jefe de Estado Raúl Castro al  Presidente Electo de los Estados Unidos.

La noticia confirma la contradictoria política del PCC, hacia el exterior, diálogo, acuerdos entre gobiernos, hacia el interior, represión, intolerancia. Las razones vienen dadas porque Trump tiene más simpatizantes en La Habana de los que el gobierno castrista quisiera.

Publicado originalmente en Havana Times

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El delegado está cansado

Departamento de Estado: Cuba "no ha mostrado ningún interés" en volver a la OEA

Cuando la OEA expulsó al castrismo