in ,

Cubanos le dan otro uso a los condones

Pescadores cubanos en el malecón de La Habana / Foto: Cortesía
Loading...

El ingenio cubano no tiene limites. La escasez de ciertos insumos para el vivir cotidiano de los isleños los lleva a recurrir a nuevas y poco comunes alternativas que dejan a más de uno en el asombro.

Juan Luis Roselló es un cubano que asiste al malecón habanero para pescar. Pero él no utiliza la manera tradicional, sino que agarra e infla varios condones para amarrarlos al sedal y de esa manera arrastrar el anzuelo varios metros lejos de la costa, donde están los peces más grandes.

Esta técnica se le conoce como “pesca con globos”.

Loading...

Nadie sabe con exactitud en que momento se inició esta practica en Cuba, pero debido a la crisis que golpeó a la isla en los años 90, muchas embarcaciones pesqueras quedaron destruidas lo que llevó a los pescadores a buscar nuevas alternativas.

“Cuando hay mucho aire, pocos globos; cuando hay mucho se inflan menos”

Él junto a otro colega, esperan que el viento cambie de dirección para poder utilizar los condones. Inflan por lo menos cuatro.

Loading...

Los condones no se ajustan directamente a la línea: van atados a un hilo de coser que los mantiene lejos del sedal para evitar enredos. La carnada viva se coloca con dos anzuelos para no perderla o que los grandes peces se escapen cuando piquen.

Nadie sabe con seguridad cuándo inició la técnica de la “pesca con globos”, pero varios coinciden en que se masificó en la última década, cuando las autoridades comenzaron redadas contra las personas que se lanzaban al mar en inflables rústicos para llegar a una distancia apropiada para los grandes peces.

Leandro Casas dijo a la agencia de noticias AP, que al parecer la idea fue tomada de pescadores sudafricanos quienes realizan esta técnica pero con papalotes.

“A mí me dijeron que alguien vio unos videos de Sudáfrica que usaban papalotes para llevar la línea afuera y se le ocurrió esto”

En un país a donde hay restricciones legales para la posesión y venta de embarcaciones, también es una técnica más segura.

“No te arriesgas a que te pongan una multa de 3.000 pesos (unos 120 dólares), que te decomisen todos los equipos. Extiende la línea y evita además que la carnada se profundice o huya hacia alguna cueva y pierdas el anzuelo, plomo, todo!”

Los pescadores dicen que con los preservativos pueden capturar peces de 20 ó 30 libras y aunque oficialmente no pueden venderlos, si alguna persona se acerca podría hacerse un negocio.

Se les paga unos 25 pesos cubanos (un dólar) la libra de pargo, un lujo en una isla que paradójicamente tiene actualmente muchos más platillos diarios basados en la carne de cerdo, el arroz y los frijoles que en el pescado.

Con información de AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cubalex pide liberación de abogado detenido

Colombia: El “Acuerdo de la esperanza”