in ,

Diaz-Balart convencido de que habrá cambios en las políticas hacía Cuba

Loading...

De acuerdo con el congresista republicano Mario Díaz-Balart, los acuerdos a los que llegaron la administración de Obama con el régimen comunista de Cuba serán revertidos por el nuevo presidente Donald Trump, incluidas las autorizaciones a los vuelos regulares comerciales y cruceros.

En una entrevista con el diario El Nuevo Herald, Díaz-Balart aseguró que Trump y su vicepresidente, Mike Pence, han ratificado su intención de “hacer cumplir la ley”.

“Ellos han dicho públicamente (y lo han reiterado a muchas personas de manera privada) que van a hacer cumplir la ley y, para cumplirla, van a eliminar las concesiones unilaterales que ha otorgado el presidente Obama a la dictadura de los hermanos Castro”.

Cuando se le preguntó sobre la posibles medidas que eliminaría el nuevo presidente, el congresista no duda en afirmar que “todas”.

 “Hasta que no se cumplan los requisitos de la ley [Helms-Burton o Cuban Liberty and Democratic Solidarity Act] no habrá concesiones, hasta que no se liberen a todos los presos políticos, se garanticen libertades básicas como la libertad de prensa… y se convoquen elecciones libres multipartidistas. La política va a cambiar dramáticamente”.

Loading...

El cubanoamericano expresó que incluso, Trump podría no suspender el título 3 de la ley Helms-Burton, mismo que ha sido bloqueado por todos los presidentes desde 1996, y que especifica que los propietarios de las  reclamaciones certificadas podrán demandar a las compañías estadounidenses que hayan realizado negocios en Cuba con propiedades confiscadas por el gobierno cubano.

“Obama ha hecho todo lo posible para debilitar las sanciones unilateralmente y en muchas ocasiones, si no se ha violado la ley, se ha violado el espíritu de la ley”

Pese a que concretamente Cuba no ha sido nombrada por ningún vocero del gobierno de Donald Trump, el congresista afirmó que las medidas contra el régimen serán un prioridad para el próximo presidente.

Loading...

Por otro lado, expertos aseguran que el desmantelamiento de algunas de estas medidas, por ejemplo los vuelos comerciales, podría ser complicado y acarrear demandas por compensación por parte de estas compañías. No obstante, el político cubanoamericano recalcó que las compañías habrían entrado en estos contratos con Cuba bajo su propio riesgo.

“Si hay alguna posibilidad de demandas judiciales, el peligro es para las inversiones de las personas que han invertido en contra de la ley”
 

Con información de El Nuevo Herald

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sophie Theallet: la diseñadora que no quiere vestir a Melania Trump

2017: vieja y nuevas profecías para Cuba