in ,

Gana Trump y muere Fidel: La incertidumbre marca el futuro de las relaciones EEUU – Cuba

Montaje de Donald Trump y Raúl Castro / Foto: CubaNet
Montaje de Donald Trump y Raúl Castro / Foto: CubaNet
----- Publicidad ---

Tras la muerte del dictador Fidel Castro, la incertidumbre domina el nuevo escenario político cubano.

Dos acontecimientos clave, ocurridos recientemente y de gran impacto mundial, ubica a Cuba en el plano de las incógnitas, y es poco probable acertar con las predicciones en este sentido.

Por una parte, Donald Trump gana las elecciones y por otra, muere el dictador más férreo de todos los tiempos en latinoamérica, Fidel Castro. A lo que se agrega, los movimientos propios que tendrán lugar en la nación norteña con relación a la transición Obama – Trump. El panorama parece complicado.

Sin duda, la presencia de Castro se constituyó por muchos años en una barrera , al menos, psicológicamente hablando, para consolidar un estrechamiento más cercano entre EEUU y Cuba.

Al respecto, Trump ha manifestado:

Era un dictador brutal de una isla totalitaria

Al tiempo que hizo hincapié en el trauma histórico que sigue separando a los dos países.

Fidel Castro, durante toda su vida fue un hombre polémico y controversial, y aun después de su muerte, continúa generando opiniones divididas: ¿revolucionario que plantó cara a la agresión estadounidense o un dictador despiadado cuyo movimiento pisoteó los derechos humanos y las aspiraciones democráticas?

Raúl Castro: un longevo en detrimento del progreso cubano

Raúl Castro, el hermano menor de Fidel, es un longevo de 85 años, que a decir verdad, en congruencia con el Partido Comunista de la Isla,no muestran signos de apertura política, pese pesar a los acuerdos con Washington sobre la reapertura de sus respectivas embajadas y facilitar un mayor comercio e inversión.

En el camino diplomático, andado entre las dos naciones,Trump se ha mostrado renuente a digerir del todo la geopolítica emergente a partir de la gestión impulsada por Obama. Incluso ha expresado públicamente que, de no cambiar la situación en el país caribeño, los recientes acuerdos bilaterales, correrían el riesgo de ser revertidos.

Con relación a todo el escenario actual, Obama ha señalado:

Sabemos que este momento llena a los cubanos, en Cuba y en Estados Unidos, de poderosas emociones, recordando las incontables formas en que Fidel Castro alteró el curso de sus vidas, las de sus familias y de la nación cubana

En tanto, el actual presidente de EEUU, fue comedido y se cuidó de condenar o alabar a Fidel Castro, quien superó una invasión e intentos de asesinato y estuvo al frente del país durante la Crisis de los Misiles de Cuba, que puso al mundo la borde de la guerra nuclear.

Obama, agregó:

la historia recordará y juzgará el enorme impacto de esta figura singular en el pueblo y el mundo que lo rodeó

las relaciones entre Washington y La Habana no deberían definirse por nuestras diferencias sino por las muchas cosas que compartimos como vecinos y amigos

Trump no dejó su evaluación a los historiadores

Por su parte, el presidente electo, Donald Trump, manifestó:

Hoy, el mundo celebra el fallecimiento del dictador un brutal que oprimió a su propio pueblo durante casi seis décadas

Y aseguró:

El legado de Fidel Castro es de pelotones de fusilamiento, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y la denegación de derechos humanos fundamentales

En tal sentido, ante el nuevo escenario, se mostró esperanzado y dijo será un «alejamiento de los horrores» hacia un futuro donde los cubanos vivan en libertad.

En materi de política exterior, Trump nunca ha presentado en específico y claramente sus objetivos con Cuba. La ambigüedad deja en el limbo el futuro de las relaciones entre EEUU y Cuba.

Con información de martinoticias

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fidel Castro | archivo

La muerte de una revolución

Los hombres del poder en Cuba | archivo

¿Continua el inmovilismo? Los hombres del poder en la Cuba sin Fidel (+Video)