in ,

Alan Gross sobre muerte de Fidel: “Mató a mucha gente. Esclavizó a toda la isla para su enriquecimiento personal”

Gross cree que los hermanos Castro ya no tienen las riendas del poder en Cuba ni son relevantes para el futuro de la isla, y está deseando volver a visitar el país donde estuvo encarcelado durante cinco años como "un peón, un prisionero de dos Gobiernos" enemistados durante décadas|EFE
Loading...

Alan Gross, es un ingeniero estadounidense que pudo vivir en carne propia las torturas del régimen comunista de Fidel Castro, cuando en el año 2009 fue encarcelado y culpado de intentar desestabilizar el comunismo en Cuba al intentar ayudar al Estado con unos proyectos para expandir la conexión a Internet.

Gross fue sentenciado a 15 años de cárcel, pero en el 2014 fue liberado producto de un intercambio de prisioneros con motivo del deshielo entre La Habana y Washington.

Según relata el diario El nuevo Herald, él nunca conoció a Fidel Castro, pero afirmó que su presencia se hace sentir en todas partes. Lo tildó de “brutal hijo de puta”, “megalómano” y un “hombre increíblemente brillante”.

“Mató a mucha gente. Esclavizó a toda la isla para su enriquecimiento personal”

Aseguró que la muerte del dictador no ensombrece un mejor futuro para Cuba sino todo lo contrario. No dudó en afirmar que la gente dentro y fuera de la Isla está llena de furia contra Fidel y su revolución.
“La gente tiene mucha furia, mucha. No sólo en el sur de la Florida, sino también en Cuba. La furia es como un ancla que no nos deja movernos. Si nos soltamos un poco, podemos comenzar a avanzar”.
Gross no está convencido de que la muerte de Fidel Castro signifique mucho cambio en la isla, porque su hermano Raúl tiene el poder desde hace una década. Gross ve una mayor oportunidad cuando Raúl abandone el poder en el 2018, como ha dicho que hará, y ningún Castro sea jefe de Estado.
“Algunas personas me han dicho que me meta debajo de una piedra y me muera por estar a favor de una mejora en las relaciones. Otros han dicho que sufro del síndrome de Estocolmo, algo que los reto a que me digan en la cara”, dijo. “Yo no soy admirador del gobierno de Cuba. Si me hubieran presentado a Fidel Castro o a Raúl Castro, no habría terminado bien”

Sin embargo, pese al sufrimiento vivido en Cuba, Alan Gross continúa apoyando la apertura entre ambos países y critica a aquellos que combaten las medidas del presidente Barack Obama.

Con información de El Nuevo Herald

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Violencia social: reflexiones para reconstruir una sociedad

¿Solamente indisciplina social? ¿Y los crímenes?

Los carros antiguos carcaterizan las calles cubanas, son los llamados almendrones!|Archivo

¿El inicio de los cambios verdaderos?