in ,

Civil Rights Defenders: llama a que se revise el enfoque de los derechos humanos en el acuerdo Bruselas-La Habana

Ante tal panorama, el régimen cubano puede cumplir con el acuerdo de diálogo político y cooperación «sin cambiar nada sustancial en lo referente a los derechos humanos»

Damas e Blanco y UNPACU fueron reprimidos
Damas e Blanco y UNPACU fueron reprimidos/Foto: EFE
----- Publicidad ---

La organización no gubernamental Civil Rights Defenders invitó hoy jueves al Consejo de la Unión Europea (UE) y al Parlamento Europeo a «preguntarse si el acuerdo de diálogo político y cooperación que se firmará en breve con el Gobierno cubano es realmente el mejor que la UE podría alcanzar para promover los derechos humanos y la democracia en Cuba».

En tal sentido, la organización presentó recientemente un informe enfocado en la política que la Unión Europea ha ido desarrollando en los últimos años en relación al régimen, pone en contexto la actual situación de Cuba y la compara con la Posición Común adoptada por el Consejo de la UE en el año 1996.

De igual forma, contrasta cómo son manejados los temas de derechos humanos y democracia en este nuevo acuerdo en comparación al Acuerdo de Asociación que firmó el bloque comunitario en el año 2012 con seis países de América Central.

En su declaración, Civil Rights Defenders recordó que el aumento de la represión política comenzó poco después de las negociaciones entre Bruselas y La Habana que terminaron en marzo del presente año y de la visita del presidente Barack Obama a la mayor de las Antillas un par de semanas más adelante. Ante lo cual aclaró:

«Esto debe ser visto como una consecuencia de la confianza del Gobierno en sí mismo después de establecer con éxito nuevas relaciones con la comunidad internacional, sin tener que cambiar su sistema político»

«la estrategia del Gobierno cubano en los próximos años es transparente y no incluye ninguna reforma a lo que se refiere al sistema político o a los derechos humanos».

Al comparar el pacto con el Acuerdo de Asociación que la UE firmó con seis países de América Central en el año 2012, resaltó que «está claro que las exigencias relativas a la democracia y los derechos humanos en los Estados formalmente democráticos son mucho más rigurosas que en los regímenes autoritarios como Cuba».

«Desde esta perspectiva, el acuerdo complementa la estrategia del Gobierno para transferir el poder político de la generación revolucionaria a sus herederos políticos, y el poder económico a manos de los militares, más que la promoción de los derechos humanos como reclama la agenda de la UE».

Ante tal panorama, el régimen cubano puede cumplir con el acuerdo de diálogo político y cooperación «sin cambiar nada sustancial en lo referente a los derechos humanos».

«Defendiendo el status quo en Cuba, la comunidad internacional también está deslegitimando las estrategias del movimiento democrático interno de trabajar por el cambio con medios no violentos»

De forma natural y alarmante ante esta situación, la organización consideró que los ciudadanos involucrados «podrían perder la fe en el cambio pacífico y abogarían por la violencia».

«El acuerdo es no solo un paso en falso en relación con (el régimen de) Cuba, sino también en relación con otros gobiernos autoritarios. Si la UE cede en sus demandas hacia un Gobierno autoritario, será aún más difícil de impulsar el cambio en otros», finalizó.

Con información de Civil Rights Defenders

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las delegaciones estadounidense y cubana en la quinta reunión de la Comisión Bilateral. (TWITTER)

Cuba y EEUU aceleran la negociación de acuerdos antes de la llegada de Trump

festival del nuevo cine latinoamericano

El Festival de Cine de La Habana comienza este jueves con ‘El ciudadano ilustre’