in

China advierte a Trump de que no habrá estabilidad si cuestiona su soberanía

El Gobierno chino «está seriamente preocupado» por las declaraciones realizadas por Trump

El candidato republicano Donald Trump | CPEM
El candidato republicano Donald Trump | CPEM

Las tensiones entre Pekín y Washington revivieron hoy, luego de que el presidente electo de EEUU, Donald Trump, cuestionara abiertamente el principio de «una sola China«, sin el cual, advirtió el Gobierno chino, se acabaría la estabilidad de las relaciones bilaterales.

Si la premisa por la que Pekín insiste en que se le reconozca como único Gobierno de China y considera a Taiwán una provincia rebelde «se ve comprometido o interrumpido, el crecimiento estable de las relaciones entre China y EEUU no es posible», declaró hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang.

El Gobierno chino, resaltó, «está seriamente preocupado» por las declaraciones realizadas por Trump, quien en una entrevista emitida ayer por la cadena de televisión Fox News afirmó que no permitirá que el gigante asiático le «dicte» lo que debe hacer. Al expresar lo siguiente:

«No sé por qué tenemos que estar ligados a la política de ‘una sola China’ a no ser que lleguemos a un acuerdo con China que tenga que ver con otras cosas, incluido el comercio»

La razón para Pekín está más que definida: «quiero enfatizar que la cuestión de Taiwán es realmente un interés central para China», respondió el portavoz en una rueda de prensa en la que consideró que la política de «una sola China» representa los «cimientos» de las sanas relaciones con EEUU.

Y es que este principio ha dispuesto la base de las relaciones bilaterales entre China y EEUU desde que ambas naciones firmaron, gracias a las negociaciones entre los gabinetes de Richard Nixon y Mao Zedong, el comunicado de Shanghái en el año 1972, siete años antes de que restablecieran por completo sus lazos diplomáticos.

Estaríamos hablando de más de cuarenta años de un statu quo que en las últimas dos semanas Trump ha optado por ignorar, luego de provocar el primer episodio de tensiones con China al dar luz verde y aceptar una llamada telefónica de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, a inicios de mes, el primer contacto de alto nivel entre ambas partes en casi 40 años.

Al mejor estilo Trump como es de esperar, justo al momento que las aguas volvían a calmarse, sus nuevos comentarios han generado que el gigante asiático buen a activar sus alarmas y fijar la mirada sobre el futuro residente de la Casa Blanca.

Con información de EFE.

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asesor de Obama: ‘No tendría sentido’ que Trump se alejara de Latinoamérica

«¡A Cuba no le hace falta nada!»: Estudiantes de medicina reconocen precariedad del sistema de salud