in ,

¿Se prepara Díaz-Canel para entrar al ruedo?

Miguel Díaz-Canel, dictador de Cuba / Foto: Cortesía
Miguel Díaz-Canel, dictador de Cuba / Foto: Cortesía

Sólo faltan 13 meses para saber si Raúl Castro cederá el poder en Cuba, la pregunta es ¿a quien?. El articulista Juan Juan Almeida, del portal Martí Noticias, publicó una nota en la que refleja un posible nombramiento para Miguel Díaz-Canel, el actual vicepresidente de Cuba.

No es un secreto que el nombre de Díaz-Canel ha sonado a lo largo de estos años, pero hoy se hace más evidente esa opción, según explica Almeida.

«Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, es hoy la persona con más posibilidades para ocupar el puesto de futuro Presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, y curiosamente ya tiene planificado un calendario de medidas que deberían garantizar su torpe simpatía popular.»

El articulista además refleja la incomodidad que sienten algunos castrista en el seno del Partido Comunista.

El General Raúl Castro organiza la agenda del individuo que, incluso dentro de las filas del Partido Comunista, provoca una rara aleación de opiniones opuestas y reacciones encontradas.

Esta agenda de la que habla el articulista es, al parecer, una serie de modificaciones que tendrán cabida este próximo 2017.

El calendario laboral del presunto nuevo líder, incluye derogar ciertas regulaciones y crear otras, como reformar el sistema financiero del país, aprobar una nueva ley para la inversión extranjera, implantar una reforma laboral centrada en aumentar, drásticamente, la calidad del empleo de los obreros cubanos, generar más trabajo autónomo y mejorar, de manera ostensible, el trato a los pensionados.

Juan Juan Almeida no se quedó sólo con los rumores e intentó ir más allá consultando con algunas fuentes sobre ese tema, a lo que le respondieron lo siguiente.

“Pudiera ser, es un tipo reservado. Escribe versos que no enseña y su estrategia de ascenso radica en mantenerse con la boca cerrada; pero no deja de ser un buen hombre”, dijo uno.

“Escuché algo pero no creo que sea este reformista inventado que apareció en el mercado después de estar agazapado. No posee ningún liderazgo, Díaz-Canel es un oportunista que se ha moldeado a sí mismo para agradarle a Raúl Castro”, contestó el otro.

Acá les dejamos más sobre el artículo de Juan Juan Almeida.

Pero, opiniones aparte, el plan de medidas parece bastante atractivo, aunque dudo que sin romper los lazos de familiares de dirigentes históricos con ciertos puestos importantes en sectores estratégicos, pueda conseguir reformar el sistema financiero de la isla.

Una nueva ley de inversiones más acorde a nuestros tiempos, que ofrezca ventajas fiscales, serviría de impulso a grupos de inversionistas serios; pero también sería un imán para los sinvergüenzas y astutos lavadores de dinero.

La reforma laboral animaría la productividad. Mejorar el trato legal a los pensionados atraparía la esperanza de la gran masa popular, Cuba es uno de los países con mayor índice de ancianidad en América Latina; pero aumentar los ingresos y extender la cobertura se me hace engañoso, porque fue precisamente la imparable emigración y la disminución de la tasa de natalidad lo que dió al traste con el incremento progresivo del envejecimiento poblacional, y como consecuencia se agotó la poca sustentabilidad financiera del sistema de pensiones. Su fondo es completamente insuficiente como para poder sufragar el período de retiro de cualquier jubilado cubano. Aumentarles la ridícula ayuda que hoy perciben, sería una clara manipulación de tipo semántica, la desvalorización de la moneda exprimió el valor real del monto del dinero que reciben y aunque parezca más, recibirían mucho menos.

No basta con tener una agenda que, por simple inspección, parece diseñada para confundir a la opinión pública, agregar un nuevo elemento al escenario de las relaciones Cuba- Estados Unidos, jugar con la incertidumbre del pueblo y destruir, con reformas de impacto, los planes de una disidencia que muy poco puede ofrecer.

Es díficil conjeturar; pero siento que a Díaz-Canel, el hoy Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, le falta voluntad política como para convertirse en el mago que transforme la preocupante realidad de hoy, en una Cuba más plural, incluyente y productiva.

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donald Trump speaking with supporters at a campaign rally at Veterans Memorial Coliseum at the Arizona State Fairgrounds in Phoenix, Arizona

Trump es el presidente menos popular en décadas según encuesta

Cae otro comunista: Lula es acusado de corrupción