in

23 de enero en Venezuela: ¿Cómo celebrar la democracia en tiempos de dictadura?

Esto ocurrió durante la "Toma de Caracas" | CPEM

Hoy es un día especial para el pueblo venezolano. Hace casi seis décadas, casi el mismo tiempo que lleva Cuba en dictadura, Venezuela conquistó la democracia. Con aciertos y errores, una nueva etapa iniciaba. Pero ¿hasta cuándo duraría?

El 23 de enero de 1958 cayó la última dictadura que había vivido el país petrolero. El General Marcos Pérez Jiménez, huyó en la «Vaca Sagrada«, como se conocía a su avión presidencial junto con millones de dólares que robó durante su sangriento mandato, tras un movimiento cívico-militar que forzó su salida del poder.


Sin embargo, a la fecha, los venezolanos vive en un nuevo régimen dictatorial que se escuda detrás de una democracia simulada bajo la premisa de haber sido escogidos por «votación popular».

El chavismo lleva gobernando 17 años, más de los que duró Pérez Jiménez en el poder y haciendo mucho menos de lo que este hizo por Venezuela como país, en términos de infraestructura y desarrollo urbanístico.

Marcos Pérez Jiménez

Si bien es cierto que durante la dictadura se suprimieron varios derechos políticos y sociales, el dictador le dio un espaldarazo a la infraestructura venezolana.

Las grandes carreteras, edificaciones y centros urbanos, nacieron con Pérez Jiménez. La autopista Caracas- La Guaira que conecta la capital con el principal aeropuerto del país; el puente General Rafael Urdaneta, joya arquitectónica del estado Zulia; las torres del silencio, entre otras.

Pero había una verdad mucho más desgarradora. Presos políticos torturados por el cuerpo represivo del Estado, dirigidos por Pedro Estrada, quien dirigía la Seguridad Nacional.

Bloques del 23 de Enero, Caracas (Antiguamente Urbanización 2 de diciembre)

Ante todo esto, el espíritu libertario prevaleció y una coalición de partidos se alinearon con militares que veían con impotencia los maltratos a los que eran sometidos los venezolanos y decidieron un 23 de enero de 1958, acabar con el mandato del dictador.

Desde ese entonces, la democracia se estableció en Venezuela, hasta que en 1998, Hugo Chávez, un militar que fallidamente intentó llegar al poder de la misma manera que lo hizo Pérez Jimenez a través de un golpe de Estado, ganó las elecciones presidenciales.

Poco a poco, Chávez fue revelando sus intenciones, tal como lo hizo Fidel cuando asumió el poder de Cuba.

Hoy, 23 de enero de 2017, Venezuela enfrenta su peor crisis económica, el más grande desabastecimiento de medicamentos y alimentos y cifras alarmantes que lo han convertido en el país más violento de mundo solo antecedido por El Salvador.

El país que alguna vez fue considerado un paraíso de inmigrantes es ahora la nación de los emigrados. Nicolás Maduro destruyó el llamado «legado de Hugo Chávez» y lo transformó en una especia de arremetida barbárica al mejor estilo del Castrismo.

El día de la democracia en Venezuela, se celebra con más de 120 presos políticos, acoso a la disidencia y censura en los medios de comunicación.

El régimen celebra una democracia que no respeta, al no soportar una victoria popular el pasado 6 de diciembre de 2015 que le dio a la oposición venezolana el control del poder legislativo, ahora neutralizado desde el órgano judicial.

Los venezolanos no celebran el 23 de enero, porque en Venezuela la democracia se acabó hace mucho.

Ahora queda en manos de los venezolanos revivir aquellos días de gloria en que el pueblo, los políticos y los militares se unieron en una sola voz para decir ¡Ya basta!

Redacción Cubanos por el Mundo

 

 

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NatGeo deslumbra el Instagram con impactante imagen canina (+IMAGEN)

Montaje de Donald Trump y Raúl Castro / Foto: CubaNet

Trump y Cuba: ¿Qué esperan los congresistas estadounidenses?