in ,

Edición mexicana de Vanity Fair lucirá en su portada a Melania Trump y se levantan las críticas (+VIDEO)

Aun cuando los mexicanos han tildado a Donald Trump como “El anticristo”, sin más ni menos, la edición mexicana de la revista Vanity Fair ha seleccionado como imagen de su portada más reciente a la primera Dama de EEUU, Melania Trump

Portada de Vanity Fair | captura
Portada de Vanity Fair | captura

Aun cuando los mexicanos han tildado a Donald Trump como “El anticristo”, sin más ni menos, la edición mexicana de la revista Vanity Fair ha seleccionado como imagen de su portada más reciente a la primera Dama de EEUU, Melania Trump.

¡Así como lo lee! esto ocurre en medio de la crisis económica, la controversia por las medidas migratorias que está adoptando el gobierno de Trump y la tensa relación entre México y Estados Unidos por el pago del muro fronterizo.

VER: ¡Sí o sí! Trump hará que México pague por el muro

Una mexicana declaró con relación a su percepción de la venidera portada para el mes de febrero:

Muy mala su fotografía, donde Melania se observa comiendo joyas desde un plato que las exhibe como alimentos de la primera dama

En la venidera edición de la versión mexicana de la revista Vanity Fair, según se reveló, Melania habla sobre su turbio pasado familiar y las relaciones con su esposo, el primer mandatario de EEUU, Donald Trump.

Se destaca que, Melania no solo ha sido objeto de críticas por su singular manera de llevar el honorífico lugar de primera dama de la Unión Americana, sino además, por la admiración que ella dice tenerle a quien en otrora ocupó ese lugar, la flamante Jacqueline Kennedy, quien fuera esposa del trigésimo quinto presidente de EEUU, John F. Kennedy.

REdacción CPEM

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maduro sobre Trump: “Peor que Obama no será”

Otro contrincante para Trump: Nicolás Maduro sale a la defensa de México (+VIDEO)

Astronómicas multas amenazan a los paladares cubanos