in ,

En zozobra total: Cubanos viven endeudados para sobrevivir

No obstante, para el pueblo cubano, la realidad es completamente distinta. En su día a día, los pobladores de la mayor de Las Antillas se ven en la obligación de hacer maromas para poder sobrevivir en la cercada isla

Billetes cubanos | martinoticias
Billetes cubanos | martinoticias
Loading...

Para el turista que va y viene de Cuba, la Isla luce maravillosa, un calor caribeño sin igual y unas playas ubicadas dentro de las mejores del mundo. Así la vida se ve de lo más placentera y los efectos del castrocomunismo pasan casi inadvertidos.

No obstante, para el pueblo cubano, la realidad es completamente distinta. En su día a día, los pobladores de la mayor de Las Antillas se ven en la obligación de hacer maromas para poder sobrevivir en la cercada isla.

En su andar cotidiano, a los pobladores de la Isla no les queda más alternativa que adquirir deuda sobre deuda, una condición que les conduce, sin remedio, a vivir en una total agonía, es la zozobra hecha vida.

Loading...

El periodista Frank Correa, escribió para Diario de Cuba “En estos momentos el pueblo cubano está endeudado, hasta el hueso. Y no por la deuda externa, que esa es un problema del Gobierno… Hablo de la deuda que ha ido contrayendo la gente con el Estado, o endeudándose entre ellos mismos, y ahora son esclavos de los acreedores”. Y ciertamente, es que frente al totalitarismo castrista que monopoliza todos los beneficios para un pequeño sector adepto, al ciudadano de a pie no le queda otra opción.

Un país donde el subsidio del Estado solo viene amparado por un detallado paquete de productos alimenticios al menudeo que no sostiene a una familia completa, por más pequeña que esta sea “A todos los nacidos en Cuba, el régimen mensualmente les vende 7 libras de arroz, 20 onzas de frijoles negros, un sobre de café mezclado con chícharos, media libra de aceite vegetal, una libra de pollo y, a diario, un panecillo minúsculo, casi siempre mal elaborado” una dieta que a los tres días, ya es inexistente, para el resto del mes, los cubanos se ven en la obligación de hacer verdaderos actos de magia, si es que pueden, y terminan endeudándose cada vez más para suplir las otras necesidades básicas.

Loading...

Por ejemplo, si de reparar la vivienda se trata, a un cubano no le queda otra, termina adquiriendo una deuda para el resto de sus días, toda una vida de trabajo para pagar, un compromiso que le ahoga, le desconcierta, porque ya de por sí la vida en Cuba es costosa y dura y si agrega el vivir endeudado, juzgue usted.

Actualmente, el número de garroteros (prestamistas) se ha ampliado en Cuba, personas que se aprovechan de la necesidad ajena y prestan a unos intereses casi impagables. Muchos cubanos, bajo situación de apuro, acuden a esta opción, pero después viven con el alma en vilo, con la espada de colgando sobre sus cabezas, puesto que mientras más pasa el tiempo, más dinero deben pagar. Una situación insufrible, tanto para el acreedor como para el núcleo familiar, quienes en muchos casos, pagan las consecuencias del estrés que genera la situación.

Así se vive en Cuba el día a día, inventando qué hacer para lograr un poco de paz mental, un desasosiego que permita continuar el camino para consolidar alguna mejoría en la calidad de vida, donde muchos terminan huyendo, escapando de la cercada isla, al concluir que bajo la dictadura castrista, solo viven bien quienes están en el poder.

Redacción CPEM

Written by @norismarnavas

Productora de contenido en Cubanos por el Mundo. Locutora certificada. Profesora universitaria. Investigadora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indigentes en Miami | SIPSE

Dura realidad: Los cubanos que deambulan por la Calle Ocho de Miami

Gente de Zona visita a sus amigos del Real Madrid | instagram

Gente de Zona visita la casa del Real Madrid y comparte con sus amigos