in

«Obsesión» de congresistas con relaciones CUBA-EEUU “ha caído en su punto más bajo”

Bajo el título “los congresistas cubanoamericanos deben dejar de arroparse con la bandera cubana” la articulista Fabiola Santiago describe para El Nuevo Herald el grave error que a su juicio cometió el representante Mario Díaz Balart al condicionar su voto a favor del “Trumpcare” a cambio de una posición más dura con respecto a Cuba.

Para Santiago la decisión de Mario Díaz Balart ha hecho que “la obsesión de los cubanoamericanos en el Congreso con la política entre Estados Unidos y Cuba ha caído a su punto más bajo”.

Destaca que dicha decisión es actuar de manera “irresponsable” considerando que el distrito que representa es el cuarto con mayor número de personas incorporadas al Obamacare en el país.

“Votar a favor del American Health Care Act (AHCA) era ir contra los intereses de todos los que necesitan seguro médico asequible en el sur de la Florida, y el distrito de Díaz-Balart tiene el cuarto mayor número de personas incorporadas al Obamacare en el país” escribe Santiago.

“Forzar la mano del presidente Donald Trump para que actúe de manera irresponsable en Cuba cuando el dictador Raúl Castro está en la etapa final de su gestión, y nada le encantaría más que el hecho de que Estados Unidos le diera una razón para mantenerse en el poder, es también una movida terrible” añade.

QUIZÁS DEBAS VER: Las propuestas de Mario Díaz-Balart para las relaciones EE.UU.-Cuba

Insiste en que en ambos puntos, el congresista está fallando a sus votantes continuando con una política que durante décadas siguieron antecesores y “no pudieron derrocar al régimen de Castro… con duras sanciones y duros discursos”.

“Díaz-Balart –disfrutando del cortejo con la Casa Blanca y los líderes republicanos por su posición “tendiente al no”– hacía circular un memorando de su visión de una política de Trump hacia Cuba que eliminaría las instrucciones de Obama a las agencias federales para normalizar las relaciones con Cuba y exigía que Cuba cumpliera con demandas de Estados Unidos”.

“Por supuesto que en el sur de la Florida nos importa y preocupa Cuba, pero ya es hora de que los cubanoamericanos en el Congreso dejen de arroparse con la bandera cubana cada vez que les conviene y pongan más atención al bienestar de sus votantes aquí” afirma Santiago.

Para continuar leyendo click aquí

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama / foto: Cortesía

Obama, de héroe a villano en Cuba

¡PURO MIEDO! Gobierno de Venezuela solicita suspensión de sesión de OEA