in

Juanita Castro habla sobre su infancia al lado de Agustina

Juanita Castro | foto captura
Juanita Castro | foto captura

Juegos, risas, llantos, amores y desamores, algunas de estas cosas fueron tocadas por Juanita Castro, hermana menor de los dictadores Fidel y Raúl, quien afirmó fueron vividas junto a su hermana, la recién fallecida Agustina, cuando toda la familia Castro Ruz vivía en Birán.

En un artículo publicado por el diario El Nuevo Herald, Juanita revela detalles sobre sus hermanos y hermanas.

Juanita y Agustina, junto a Emma, fueron las tres hijas menores de Ángel Castro y Lina Ruz; a su vez, hermanas de Angelita, Ramón, Fidel y Raúl. El reportaje dice que las hermanas pequeñas “eran otro mundo”, sobre todo Agustina.

“Agustina llegó como la hija de la vejez para mi papa y mi mamá. A todos nos querían mucho, pero con Agustina las cosas eran diferentes. Era tan consentida que todo el mundo hacía lo que ella quería”, dijo Juanita Castro a la periodista María Antonieta Collins, autora de una biografía de la hermana de Fidel y Raúl que se fue a vivir al exilio.

“Era muy bonita”, añadió, “y abrazó los temas de la religión con pasión, al tiempo que estudió todo aquello que quiso. No recuerdo a una niña más consentida que ella. Tristemente su vida feliz sería solo en aquel tiempo, porque la vida después le dio mucho sufrimiento”.

RECOMENDADO: Cenizas de Agustina Castro son enterrados en Birán de la mano de Raúl

Agustina era ayudada por su hermana Juanita desde el exilio. Esta última le enviaba lo que necesitara y algo más.

“Juanita durante muchos años fue la campeona en la vida de su hermana menor. No solo la sostenía económicamente, sino que cubría al instante cualquier necesidad de índole médica que Agustina requiriera. La procuraba como si viviera a la vuelta de su casa y nunca dejó de llamarla por teléfono mientras la enferma pudo hablar con ella. De dos meses a la fecha su salud se complicó, sin esperanza de arreglo. Juanita lo sabía y trataba de aminorar el peso de los diagnósticos: difícilmente Agustina saldría adelante porque su desgastado cuerpo no reaccionaba”, describe la periodista del Herald.

Collins, quien se reconoce como amiga íntima de Juanita, detalla que esta “ha soportado mucho”.

“El aislamiento familiar de medio siglo, las infamias y mentiras en su contra y recientemente las muertes de cuatro de sus hermanos, todo observado a la distancia, incluida la muerte de Fidel que develó algo más de su personalidad: se enfrentaron brutalmente por sus creencias políticas, pero nunca por odio de hermanos”.

Publicado en El Nuevo Herald

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nicolás Maduro y Raúl Castro / Fuente: Prensa Presidencial VE

Maduro heredó 400 mil minas terrestres y antitanques compradas a Cuba

Asamblea Nacional venezolana | twiiter

Parlamento venezolano activa proceso de remoción de magistrados del Tribunal Supremo