in ,

Expulsar al colonialismo cubano para liberar a Venezuela

“La emancipación de Venezuela del colonialismo cubano será la verdadera segunda independencia de esa hermana república que ha sufrido por más de 18 años los rigores del comunismo totalitario”

Nicolás Maduro y Raúl Castro / Fuente: Prensa Presidencial VE
Nicolás Maduro y Raúl Castro / Fuente: Prensa Presidencial VE

Si la oposición en Venezuela es arrasada por el régimen marxista leninista de Maduro, el próximo paso de la dictadura dentro de la perversidad comunista será buscar un conflicto con Colombia a corto o mediano plazo, para consolidar lo que la camarilla venezolana llama “revolución”, llevando a ese país al envilecimiento definitivo, y convirtiendo a la región en un lugar de inestabilidad máxima.

La bestia de Maduro fue amaestrada por la tiranía de los Castro en Cuba en los años 90 del siglo pasado, por eso el dictador cumple al pie de la letra las instrucciones que le dan desde la isla, con el agregado de que el orate de Hugo Chávez convirtió a Venezuela en una colonia cubana, hollando la dignidad de la patria de Bolívar, ya que Chávez era un nostálgico de la guerra fría que nunca admitió la caída del comunismo en Europa oriental, y por eso azuzado por el sátrapa de Fidel Castro buscaba crear la Unión Soviética Latinoamericana, utilizando la renta petrolera, pues creía que la bazofia del marxismo leninismo era invencible de acuerdo a los mitos totalitarios que enseña esa doctrina criminal y burocrática.

Venezuela al igual que en un país de la antigua cortina de hierro satélite de Moscú, no tiene soberanía y sus militares están bajo la instrucción de altos oficiales cubanos expertos en represión, además es notoria la presencia de miles de agentes de la isla, lo que demuestra que la soberanía de la que tanto alardean los castrocomunistas está totalmente perdida ante la invasión cubana.

La crisis política, económica y humana que vive la nación hermana afectara en grado sumo a Colombia, no solo porque la camarilla chavista le puede buscar un conflicto, sino que se incrementara la llegada de refugiados venezolanos que podrían ser millones, por lo cual hay que estar preparados, ya que el marxismo leninismo es sus diferentes expresiones es una factoría de miseria y a los comunistas no les conmueve el sufrimiento de las masas, porque lo que les interesa es el poder a cualquier precio y no importa a cuantos haya que asesinar; sin olvidar que el marxismo leninismo es la organización criminal más grande que jamás haya existido sobre la tierra con cerca de 150 millones de asesinatos en el último siglo.

En Latinoamérica han existido muchas dictaduras que por presión de la población se han derribado, pero una dictadura comunista como la cubano siendo la más genocida de todas, está a punto de completar 60 años lo cual la convierte en la más longeva de esta parte del mundo, y su permanencia en el poder se puede entender únicamente por el carácter represivo y criminal del marxismo, que en sus posturas inhumanas y crueles desprecia a las personas, en donde su irracionalidad fundamenta en la barbarie lleva a los ciudadanos a una esclavitud eterna, porque los burócratas en los regímenes comunistas son enfermizos por mantenerse en el poder, y a Venezuela la quieren conducir a una dictadura igual a la de los Castro, ya que para el marxismo su alfa y omega es la antidemocracia.

Con una constituyente llamada comunal, pero de bolsillo, el dictador Maduro busca la perpetuidad del castrochavismo o marxismo leninismo(es lo mismo) en el poder, dicha constituyente es una aberración que ultraja la voluntad popular y que desprecia las mayorías nacionales diseñada para degradar a las masas, con esa emboscada el régimen pretende consolidarse usando como su principal sostén al narcomarxismo; toda esa tramoya es orientada desde La Habana por el colonialismo cubano que es el que le da línea a la marioneta de Maduro. Advirtiendo que para los parásitos comunistas al no importarle la opinión de las mayorías siguen lo que decía el dirigente marxista de la guerra civil española, cuyo nombre era Largo Caballero, quien afirmo: “las elecciones sirven pero si las ganamos”.

En las protestas en contra del gobierno chavista durante 50 días ya van más de 60 muertos, casi todos esos asesinatos han sido selectivos buscando amedrentar a la población; siendo curioso que en Bolivia en el 2003 el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada tuvo que renunciar porque en unas protestas hubo un número de muertos similar a los que hoy hay en Venezuela con un saldo menor de heridos, sin embargo Maduro por el contrario ante ese genocidio que ha cometido, busca aferrarse en el poder con una asamblea comunal; es que la moral de bestias que tienen los burócratas comunistas totalitarios no tiene medida y por eso el marxismo y la mafia son siameses.

La emancipación de Venezuela del colonialismo cubano será la verdadera segunda independencia de esa hermana república que ha sufrido por más de 18 años los rigores del comunismo totalitario que usa diferentes atuendos para engañar incautos como: el socialismo del siglo XXl, el indigenismo, el bolivarianismo, el progresismo, etc. Sin embargo, al final son el mismo tóxico con diferente marca. Entonces los demócratas latinoamericanos deben ampliar su solidaridad hacia el sufrido y atormentado pueblo Venezolano que enfrenta al peor enemigo de la humanidad de los últimos tiempos, como es el engendro del marxismo leninismo que pretende llevar a nuestros pueblos a la esclavitud por los siglos de los siglos.

Por Ariel Peña González /Publicado originalmente en Las 2 orillas

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“Lo mejor es trabajar por cuenta propia” (+VIDEO)

dictador cubano Fidel Castro

Fidel Castro, la comunicación política y el fin de una era