in

“Fresa y Chocolate” hizo más tolerante a Cuba en el tema de diversidad sexual: Jorge Perugorría

Para el segmento de Viva del diario La Nación, el actor cubano Jorge Perugorría habló sobre su personaje “Diego” en la película ‘Fresa y Chocolate’, afirmando que su carrera cambió la interpretación de este y reivindicó a la población homosexual de Cuba.

Recientemente está en Costa Rica en compañía de Leonardo Padura, escritor, para un dueto de charlas, cineforos y conversatorios que ofrecerán en conjunto. Su trabajo en la mencionada película, en 1993, marcó para él y para Cuba, un antes y un después, según la entrevista.

El actor, de 51 años, habló sobre su trayectoria, del impacto social de esa película y de su ahora participación en la película nacional Caribe (de Esteban Ramírez).

Tras ser cuestionado por ser considerado el actor cubano más reconocido en el mundo y el cuánto le importa eso, respondió que “el reconocimiento que yo pueda tener como actor gracias a mi trabajo es algo que lo tomo en cuenta en el sentido de compromiso, pero no en el sentido personal. Me interesa más lo que me queda por hacer que lo he hecho (…) Uno acepta ese reconocimiento, pero no vive de eso”. Asegura que se reinventa como profesional y artista en general.

Por lo que explicó que para reinventar con el pasar del tiempo, explicando que “hubo un cambio fundamental en mi vida que fue de ser un actor fundamentalmente de teatro en Cuba (10 primeros años de carrera) a ser un actor de cine en Fresa y Chocolate”.

Es la primera película en representación de Cuba que obtuvo una nominación, en la categoría de Mejor Película Extranjera, en los Premios Oscar de 1994. Ambientada en La Habana de finales de los años 70 Fresa y Chocolate narra la historia de amistad entre dos jovenes muy distintos: David y Miguel. Foto: Twitter

Lo que consideró una entrega fílmica que trascendió en el cine de Cuba y que en el exterior recibió muchos reconocimientos, lo que lo llevó a ser actor en Europa y Latinoamérica.

Reconoció en la entrevista que siempre intentó, “dentro  de lo posible”, estar en un cine de autor, en el que pudiera apostar por el arte, “que fuera comprometido e interesante; esto sin renunciar a un cine que tuviera un alcance con el público”.

Al ser interrogado sobre el qué representó Fresa y Chocolate en su carrera profesional, este aseguró que fue un cambio en su vida, porque de pasar del teatro a cine internacional lo llevó a trabajar con grandes directores europeos y latinoamericanos. “Me cambió la vida”.

Pero al entrar más a fondo con Cuba y la película, le preguntaron ¿cómo avanzó Cuba en ese tema desde entonces? El de la homosexualidad. Pero respondió “Cuba es hoy un poco más tolerante en el tema de diversidad sexual gracias a Fresa y Chocolate. Aunque hay mucho por trabajar aún, es un privilegio haber dado ese pequeño aporte en ese país, en la sociedad. La película tuvo un alcance social impresionante y marcó a la sociedad cubana”.

De Costa Rica alegó que es un país que tiene talento y con su trabajo en “Caribe” explicó que fue una película importante para el despertar del cine de ese país y para hacer conciencia de que los costarricenses pueden hacer cine.

Redacción CPEM / Con información de La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Profesionales en Cuba multiplican sus ingresos trabajando como independientes

Azcuba

Y ahora ¿qué hacemos con tanta azúcar?