in ,

Popular programa radial cubano “Alegrías de sobremesa” llega a su fin tras 52 años

Uno de los programas más populares de la radio cubana llega a su fin. El espacio “Alegrías de sobremesa” se despide de la radio local tras 52 años saliendo al aire

https://www.ecured.cu/Alegr%C3%ADas_de_sobremesa
Elenco del programa | peridicocubano

Uno de los programas más populares de la radio cubana llega a su fin. El espacio “Alegrías de sobremesa” se despide de la radio local tras 52 años saliendo al aire.

El primero de julio próximo, este exitoso programa humorístico de la radio nacional cubana “Alegrías de Sobremesa” dice adiós a sus oyentes, según reveló Radio Progreso, en tanto los otros medios cubanos no han difundido esta novedad.

El programa representa uno de los programas más populares de la radio en Cuba desde que comenzó a transmitirse el 15 de abril de 1965 y fue escrito por más de 40 años por Alberto Luberta.

El programa salió al aire en el 1963 con la dirección de Antonio (Ñico) Hernández y en sus primeros años contó con varios varios guionistas, según reveló EcuRed.

Alegrías de sobremesa, se desarrollaba en un edificio multifamiliar pues según Luberta “Un edificio, porque para mí era importante que la gente lograra visualizarlo en su casa. Además, esta estructura permitía la entrada y salida de personajes”.

A la fecha el espacio sirvió para que muchos artistas, orquestas y músicos, encabezados por la gran Orquesta Aragón, entre otros; participarán y difundieran sus producciones más representativo de la música popular cubana y pudieran dar a conocer su arte a través de la radio.

Redacción Cubanos por el Mundo | Con información de radioprogreso y ecured

 

Written by @norismarnavas

Productora de contenido en Cubanos por el Mundo. Locutora certificada. Profesora universitaria. Investigadora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Médicos cubanos en Brasil demandarán a la OPS por $75 millones. Foto de archivo.

Médicos cubanos para Haití pero pagados por Brasil

El responsable del retroceso se llama Raúl Castro

Raúl Castro, entre la espada y la pared